Néstor Kirchner fue operado con "éxito" de una afección cardíaca

El ex presidente argentino se encuentra “en terapia intensiva con control evolutivo”

Néstor Kirchner fue operado con "éxito" de una afección cardíaca
El ex presidente argentino Néstor Kirchner se encuentra en terapia intensiva tras una "exitosa" operación en su carótida derecha, según el primer informe médico emitido tras la intervención. La cirugía fue "exitosa" y Kirchner se encuentra "en terapia intensiva con control evolutivo", señaló el breve informe médico firmado por el doctor Marcelo Ballesteros, subdirector de la Unidad Médica Presidencial. Kirchner fue operado de urgencia por un problema en la arteria carótida derecha vinculado a una placa ulcerada. El doctor Víctor Caramutti, uno de los seis médicos que participó en la cirugía, explicó que la operación permitió "revisar todo lo previsto". "El paciente tenía una placa complicada (en la carótida) que motivó la intervención de urgencia", señaló Caramutti a la cadena C5N. *SE SINTIÓ MAL DE PRONTO* El médico apuntó que Kirchner comenzó a sentir durante la mañana "trastornos de la movilidad en el miembro inferior y superior izquierdos", lo que llevó a sus médicos a optar por la intervención. "Hay que quitarle dramatismo, se pudo realizar todo satisfactoriamente. Había una placa ulcerada que se removió en su totalidad y quedó todo muy satisfactorio", insistió el cirujano, que subrayó que Kirchner "despertó bien y está en perfectas condiciones". A partir de ahora, añadió Caramutti, el ex presidente permanecerá 48 horas en terapia intensiva pero, una vez recibida el alta médica, podrá seguir una vida "totalmente normal", aunque "tendrá que controlar el estrés en la medida que pueda". El ex presidente estuvo acompañado en la clínica por su esposa, la actual presidenta, Cristina Fernández, sus dos hijos y un reducido grupo de altos funcionarios próximos al matrimonio. Tras concluir la operación, numerosos ministros comenzaron a acudir al hospital, donde se han concentrado también decenas de simpatizantes del oficialismo para expresar su apoyo a los Kirchner con carteles como "Fuerza Néstor, Argentina te necesita". Kirchner no es el primer mandatario argentino que ha sido intervenido por esta dolencia: en 1993 fue operado Carlos Menem y en 2001 Fernando De la Rúa.