Iraq: mueren al menos 31 personas tras ataques suicidas y con bomba

Atentados contra la policía se produjeron en todo Bagdad. Capacidad de los insurgentes mejora pese a aumento de seguridad

Iraq: mueren al menos 31 personas tras ataques suicidas y con bomba

Unos atentados suicidas y con bomba contra la policía en varios lugares de Bagdad causaron hoy la muerte de al menos 23 personas e hirieron a decenas más, en el segundo día de ataques en la capital de Iraq en menos de una semana.

Un suicida estrelló un auto lleno de explosivos contra una comisaría en el céntrico barrio de Alwiya, matando a 13 personas, mientras otro hizo lo mismo contra un edificio policial en Hurriya, en el noroeste, matando a cuatro personas e hiriendo a 40 más, dijeron las autoridades.

“Un coche se acercó y (…) el conductor cruzó el control y explotó el coche cuando chocó contra una barrera de cemento”, dijo el teniente de policía Nadeer Adel. “Había humo por todas partes, todos nos refugiamos. Minutos después vimos un cráter y algunos de nuestros policías estaban muertos”.

INSURGENTES SE HACEN FUERTES
La explosión en Hurriya quemó varios vehículos policiales y dañó los muros de protección de la comisaría, causando otro gran cráter en la carretera. En otros barrios, las explosiones destrozaron los escaparates y ventanas de tiendas y viviendas, llenando las calles de cristales y escombros.

Esta serie de atentados aparentemente coordinados pone de manifiesto los temores sobre la capacidad de los insurgentes de poner a prueba a las fuerzas de seguridad iraquíes con múltiples ataques a pesar de las mejoras en la seguridad, a medida que las tropas estadounidenses se preparan para retirarse del país a final de año.

La explosión de un coche bomba contra una patrulla policial en el distrito sur de Ilaam dejó al menos a tres muertos, mientras que otra bomba en una carretera alcanzó a una patrulla del Ejército en Hurriya, matando a un civil e hiriendo a 12 personas, la mayoría soldados, según la policía.

Otros dos agentes murieron y siete personas resultaron heridas cuando una bomba estalló contra otra patrulla policial en Washash, un barrio de mayoría chií en el oeste de Bagdad.

AL QAEDA, PRESUNTOS AUTORES
Ningún grupo o milicia se atribuyó la autoría de los ataques, pero los atentados suicidas suelen ser obra de grupos vinculados con Al Qaeda en Iraq.

Al menos 10 personas murieron el lunes en tres ataques sucesivos en Washash. Una primera primera explosión fue seguida por otras dos cuando llegaron los servicios de urgencias.

Los dos días de ataques en la capital se dan justo después de que el Gobierno dijera que va a posponer la entrega de la seguridad en las ciudades del Ejército a la policía por la inquietud sobre su preparación.

Los insurgentes han atacado este año sobre todo a las fuerzas de seguridad y oficinas gubernamentales fuera de la capital, en lo que responsables iraquíes creen es un intento de demostrar que el Gobierno no puede proporcionar la seguridad ante la retirada estadounidense.

Más de ocho años después de la invasión que derrocó a Saddam Hussein, los últimos 44.000 soldados estadounidenses se retirarán cuando expire un tratado bilateral de seguridad, aunque Bagdad y Washington están negociando la permanencia de algunos efectivos como formadores.


Tags relacionados

Iraq

Bagdad

Ejército