Japón y Estados Unidos piden diálogo a Corea del Norte

La situación se deterioró en la zona asiática desde la tercera prueba de una bomba nuclear por parte de Pyongyang en febrero

Japón y Estados Unidos piden diálogo a Corea del Norte

Estados Unidos y Japón instaron hoy a Corea del Norte a retomar el diálogo y abandonar las pruebas de misiles que han generado en todo el mundo la alarma de una posible guerra nuclear.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se reunió hoy en Tokio con su homólogo japonés Fumio Kishida, y juntos pidieron al régimen de Pyongyang a reanudar las negociaciones sobre desnuclearización con China, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Rusia, que quedaron interrumpidas en 2009.

Sin embargo, la reacción de Pyongyang fue hoy la de rechazar un pedido de diálogo de Corea del Sur, que calificó de “complot tramposo” que en realidad oculta la intención de Seúl de ahondar las diferencias.

Kerry reiteró que su país hará “todo lo posible para defender” a sus aliados Corea del Sur y Japón, pero prefiere que haya negociaciones. Las amenazas solamente llevan a un mayor aislamiento de Corea del Norte y al empobrecimiento de su pueblo, dijo Kerry.

Después de pasar por Corea del Sur y China, Japón es la tercera escala de la gira asiática del secretario de Estado. El tema central de su viaje son las tensiones con Corea del Norte.

Altos representantes estadounidenses, entre ellos el jefe del Estado mayor y representantes de inteligencia, viajarán pronto a China para realizar más consultas que ayuden a solucionar la crisis. Este sábado, Kerry ya había acordado una colaboración más estrecha en el tema con China, un tradicional aliado del país comunista.

El ministro japonés Kishida destacó que Corea del Norte tiene que cumplir con las condiciones ya aceptadas en el marco del diálogo a seis bandas con China, Rusia, EEUU, Corea del Sur y Japón. En esas conversaciones se le había prometido a Pyongyang ayuda económica a cambio de que abandonara su programa nuclear. Sin embargo, el nuevo líder comunista Kim Jong-un ha anunciado que no piensa hacerlo.