Julian Assange dijo que condena a Bradley Manning fue "victoria táctica"

El fundador de Wikileaks se refirió así a la sentencia de 35 años de cárcel que recibió el ex soldado por filtrar documentos

Julian Assange dijo que condena a Bradley Manning fue "victoria táctica"

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, calificó hoy de “victoria táctica” de la defensa, la sentencia de 35 años de cárcel que un tribunal militar estadounidense dictó contra el ex soldado Bradley Manning.

“La defensa debería estar orgullosa de su victoria táctica”, señaló en un comunicado Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales.

Según Assange, “el periodo que Manning ha pasado ya en la cárcel se descontará de su sentencia, mientras que las dispensaciones por buena conducta, la libertad condicional y otros factores hacen que probablemente no pasará más de diez años confinado”.

BUSCARÁ LA REDUCCIÓN DE LA PENA
Con todo, “debería recordarse que el juicio contra Manning y su condena son una afrenta a los conceptos occidentales básicos de justicia”, sostuvo el activista australiano.

A través del portal Wikileaks, el ex soldado, de 25 años, filtró más de 700.000 documentos secretos del Ejército estadounidense y cables diplomáticos.

Assange subrayó que, después de su arresto en mayo de 2010, Manning fue “inmediatamente sometido a un encarcelamiento punitivo por el Gobierno de Estados Unidos que ha sido considerado ‘cruel, inhumano y degradante’ por el relator especial de la ONU sobre la tortura”, el jurista argentino Juan Méndez.

El ex hacker australiano, de 42 años, indicó que la defensa de Manning “tratará ahora de reducir aún más la condena en apelación” y destacó que la ley militar solo permite reducir la sentencia en caso de recurso.

UNA COMPENSACIÓN
“Es importante que el apoyo a Bradley Manning continúe durante este tiempo”, resaltó Assange, para quien la única conclusión justa del caso sería su “liberación incondicional”.

En opinión de Assange, Manning debería recibir además una “compensación por el tratamiento ilegal al que ha sido sometido” y las autoridades estadounidenses tendrían que comprometerse a “investigar las malas prácticas que sus supuestas revelaciones han sacado a la luz”.