Julian Assange: "Wikileaks pierde 620 mil dólares cada semana"

La organización se financia con donaciones pero la compañía de transferencia de dinero PayPal canceló abruptamente sus cuentas

Julian Assange: "Wikileaks pierde 620 mil dólares cada semana"

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, se mostró preocupado por los altos costes que genera su plataforma de revelaciones, según sus declaraciones durante una entrevista con el diario suizo “24heures”.

“Desde el inicio de las publicaciones de los despachos de la diplomacia estadounidense perdemos cada semana más de 600.000 francos”, que son algo más de 480.000 euros (620 mil dólares). “Para poder seguir nuestras actividades tenemos que buscar la forma de recuperar ese dinero”.

Wikileaks se financia principalmente mediante donaciones. Una de sus principales fuentes de financiación era la compañía de transferencia de dinero en Internet PayPal, que canceló de forma fulminante la cuenta de donaciones de dinero que utilizaba la organización que lidera el australiano.

Las publicaciones de despachos de la diplomacia estadounidense en todo el mundo que comenzaron a finales de noviembre de 2010 y que no han finalizado aún son el mayor proyecto de la plataforma.

Estados Unidos protestó duramente contra las publicaciones que ponían al descubierto valoraciones internas de diplomáticos norteamericanos en todo el mundo. Varias empresas estadounidenses suspendieron sus negocios con Wikileaks, lo que desató una ola de protestas por parte de sus seguidores en Internet.

Assange constató que el acuerdo con una editorial británica para vender su autobiografía le aportará en unos años 1.100 millones de libras (unos 1.300 millones de euros) si el libro tiene éxito, y se mostró decidido a continuar como hasta ahora su proyecto Wikileaks.

SITUACIÓN JUDICIAL
En cuanto a las comparecencias judiciales pendientes en Reino Unido, Assange no quiso pronunciarse y se remitió a su abogado. El australiano es acusado en Suecia de violación y acoso sexual.

El 7 de diciembre se entregó la policía londinense y salió bajo fianza poco después. El martes está fijada una vista para decidir el procedimiento a seguir.

Assange vive actualmente en una propiedad de un amigo en el sureste de Inglaterra. Está obligado a llevar un dispositivo de localización electrónica y a presentarse diariamente en una comisaria de la policía local. “Sinceramente, no estaría en contra de algo más de sol y libertad”.

“Me gusta viajar, me siendo un poco como un pájaro en una jaula”, dijo sobre las condiciones de su libertad condicional en Reino Unido.