Le quitaron parte del cráneo y se lo implantaron en el estómago para salvarla

Jamie Hilton, en Idaho, tuvo que ser operada tras sufrir un edema cerebral. Salvaron el hueso de la cabeza al alojarlo por 42 días en su estómago

Jamie Hilton le debe mucho a su sonrisa y su físico. Estas virtudes la llevaron a convertirse en Miss Idaho 2009 y ser muy conocida en su estado. Sin embargo, su belleza no fue la que la colocó en el ojo público recientemente, sino la sorprendente operación a la cual tuvo que ser sometida recientemente para salvarse de un edema cerebral que pudo matarla.

Todo empezó cuando Jamie estaba pescando con su esposo Nick y su hermano Greg en el Cañón del Infierno, en Idaho. La modelo estuvo a punto de atrapar una de sus primeras presas pero durante el esfuerzo resbaló y cayó de cabeza sobre una roca. Su pareja la recogió inconsciente y sin pulso ni respiración, por lo que fue trasladada en helicóptero al Centro Médico Regional San Alfonso.

Ahí, los médicos le quitaron un 25% del hueso del cráneo para evitar que su cerebro se presionara al inflamarse por el edema cerebral severo que le diagnosticaron. El hueso removido lo realojaron dentro de las paredes de su estómago para que los líquidos en esa zona lo mantuvieran limpio y bien nutrido.

Tras los 42 días que tuvo el hueso en el estómago, los doctores pudieron reimplantarle el hueso en el cráneo y ahora Jamie está casi completamente recuperada. “Puedo acurrucar a mis hijos, besar a mi marido, salir con mi madre y vivir. Siento como si mi corazón fuese a explotar de gratitud. ¿Es todo perfecto en mi vida? No, pero hoy estoy viva”, comentó.