Madre encara a presidente mexicano por crímenes de adolescentes en Ciudad de Juárez

Felipe Calderón acudió a presentar un plan para combatir la creciente violencia en dicha localidad, pero fue encarado por madre de dos adolescentes muertos en tiroteo el mes pasado

La madre de dos de los trece menores "asesinados el pasado 31 de enero":http://elcomercio.pe/noticia/407930/asesinaron-13-adolescentes-ciudad-juarez-mas-peligrosa-territorio-mexicano en Ciudad Juárez imploró justicia hoy al presidente mexicano, Felipe Calderón, a quien retó durante un acto público a ponerse en su lugar y le preguntó qué haría si le hubieran matado a sus hijos. En mitad de una reunión del presidente con autoridades locales y colectivos sociales, Luz María Dávila rompió todo protocolo y, tras saltarse al dispositivo de seguridad que trató de frenarla, se plantó delante de Calderón y su mujer, Margarita Zavala, para -a viva voz- acusarle de mentir por haber dicho que el crimen de los jóvenes fue un ajuste de cuentas entre pandillas callejeras. "Yo no le puedo dar la mano y decir bienvenido -dijo- porque para mí no lo es, nadie lo es, porque aquí se están cometiendo muchos asesinatos y robos y nadie hace nada". *PIDE LIMPIAR EL HONOR DE SU HIJO* La dolorida madre exigió "justicia" para los quince fallecidos y en especial para sus dos hijos, de quienes explicó que no tenían tiempo para estar en la calle porque estudiaban y trabajaban. "Y usted dijo que eran pandilleros y eso es mentira", agregó. "No es justo y quiero que se retracte de lo que dijo", añadió Luz María Ávila, que, a un par de metros de Felipe Calderón y de su mujer les pidió, mirándoles a la cara, que se pusieran en su lugar "a ver qué sentían". Entre aplausos e interrupciones, añadió que si hubieran matado al hijo del dirigente mexicano "buscaría debajo de las piedras" hasta encontrarlo, y añadió: "Yo como no tengo los recursos no los puedo buscar". "Juárez está de luto", continuó la madre de los dos menores, que pidió a Calderón que "haga algo" para acabar con la ola de violencia relacionada con el crimen organizado que afecta a Ciudad Juárez en los últimos años. Posteriormente, la mujer se sentó en el lugar que le fue asignado y sufrió una crisis nerviosa, tras lo cual el obispo de Ciudad Juárez, Renato Asensio León, se acercó a ella para consolarla. A continuación fue la mujer del presidente de México, Margarita Zavala, quien acudió al lugar, abrazó a Luz María Ávila y charló con ella durante unos minutos.