Maduro afirma que complot pretendía matarlo el mismo día en que EE.UU. atacara Siria

El presidente de Venezuela aseguró que su gobierno desbarató un plan de magnicidio

Maduro afirma que complot pretendía matarlo el mismo día en que EE.UU. atacara Siria

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que el gobierno desmontó un complot internacional en su contra que pretendía hacer coincidir su asesinato con el ataque a Siria.

El plan internacional era coincidir, como trataron de hacer coincidir en 2002 el golpe de Estado ‘preventivo’ al comandante Hugo Chávez y la invasión a Iraq. (Esta vez) el plan era eliminarme a mí simultáneo al ataque contra Siria para anular este portento que es Venezuela”, afirmó.

Maduro, quien se adelantó a rechazar una eventual operación militar contra Siria, visitó la región suroccidental de Táchira, donde se reunió con lo que llama el alto mando político-militar de la revolución bolivariana, para examinar la presunta conspiración en su contra y tomar acciones a fin de evitar otros supuestos planes de desestabilización.

SICARIOS
A la entrada de la reunión con los mandos castrenses, Maduro dijo que después de que el gobierno anunciara la detención de dos “sicarios” colombianos y desmontara un plan de magnicidio, la oposición reaccionó con sonrisas “sospechosamente nerviosas”.

“A los sicarios los capturamos y hablaron”, dijo y agregó que recibió información del gobierno de Colombia que “certificó” la identidad de los detenidos y sus actividades dentro de una red de narcotráfico.

Maduro alertó que así como entraron al país los dos pistoleros pueden haber ingresado otros con el fin de matar a otros venezolanos.

“¿Cuántos no estarán aquí para matar y secuestrar? Por eso he convocado esta reunión del alto mando político de la revolución para aprobar acciones. Estamos en guerra por la paz. Nuestra guerra es por la igualdad, por la estabilidad de todos, porque en Venezuela no deben entrar más sicarios”, recalcó.

EL COMPLOT
El gobierno denunció que en el complot develado estarían involucrados el ex presidente colombiano Álvaro Uribe y el “clan” del acusado de terrorismo Luis Posada Carrilles.

Esta semana, el ministro del Interior, Miguel Rodríguez, anunció la detención de dos colombianos, de 18 y 21 años, que ingresaron al país con el presunto plan de matar a Maduro.

Dijo que fueron detenidos en un hotel cerca de Caracas y que les fueron incautados dos rifles, uniformes militares y fotografías de Maduro y el líder legislativo Diosdado Cabello.