La máxima autoridad musulmana de Chipre dejó plantado al Papa Bendicto XVI

El Gran Muftí Yusuf Suicmez no se presentó a la cita ni advirtió al Vaticano que mandaría un reemplazo

La máxima autoridad musulmana de Chipre dejó plantado al Papa Bendicto XVI

El Papa Benedicto XVI confiaba en verse con el Gran Muftí Yusuf Suicmez, la máxima autoridad islámica de Chipre. Sin embargo Suicmez no se ha presentado al encuentro, sin ofrecer ninguna explicación de su ausencia y sin advertir siquiera a las autoridades vaticanas de que al mismo acudiría, en su reemplazo, el venerado líder sufí Mohamed Nazim Al-Haqami.

El encuentro entre el anciano líder muftí y el Papa se ha desarrollado en un ambiente de cordialidad en la denominada ‘tierra de nadie’, como se llama la franja que parte en dos la isla de Chipre y que es vigiliada por la ONU.

El líder musulmán, de 89 años, esperaba al Papa sentado a las puertas de la nunciatura, informó el diario El Mundo. Cuando Benedicto XVI se ha acercado a él, lo primero que ha hecho ha sido pedirle disculpas por estar sentado. “Es que soy muy viejo”, le ha indicado. “Yo también soy viejo”, le ha respondido el Papa, que tiene 83 años.

Mohamed Nazim Al-Haqami le ha regalado al Papa un bastón y una placa con la palabra “Paz”. “Por favor, rece por mí”, le ha pedido. “Rezaré por usted, pero por favor rece también usted por mí”, ha respondido Benedicto XVI.