México celebra su Bicentenario con intenso resguardo policial por ola de violencia

La violencia del crimen organizado ha opacado los festejos y obligado a extremar precauciones o reducir las celebraciones populares en varios estados del país

Miles de policías y militares vigilan los lugares donde México celebrará la noche de hoy los 200 años de la Independencia, en especial el magno festejo de Ciudad de México, que culminará con el tradicional “Grito” del presidente Felipe Calderón.

En la capital mexicana se espera que un millón de personas salgan a las calles a ver un gran desfile de carros alegóricos que recorrerá 2,7 kilómetros, así como espectáculos que se harán en la Plaza del Zócalo.

Unos 14 mil policías capitalinos más 5 mil policías federales, resguardarán la fiesta. El Estado Mayor Presidencial, cuerpo a cargo de la seguridad del presidente, está encargado del cerco de seguridad en el Zócalo.

SEGURIDAD EN TODO EL PAÍS
También estarán “blindadas” las celebraciones en otras partes del país, después de que este año se registraran ataques con coches-bomba en Ciudad Juárez y en Ciudad Victoria, estado de Tamaulipas, en hechos atribuidos al crimen organizado.

La plaza principal de Ciudad de México, donde caben unas 100 mil personas, tendrá esta vez un cupo restringido a 50.000, entre ellas invitados especiales.

En el Zócalo Calderón lanzará los “vivas” a la Patria por la noche en el balcón del Palacio Nacional, y mañana se realizará un desfile militar.

En Ciudad Victoria, Tamaulipas, el Ejército vigila el Palacio de Gobierno, en el cual dará el “Grito” el gobernador Eugenio Hernández, y en otras capitales estatales también se han montado cercos de vigilancia, con arcos detectores de metales.

CENTRO DE CELEBRACIONES
La capital mexicana será el epicentro de las fiestas. Varias horas antes hubo personas que llegaron al área del Zócalo y al Paseo de la Reforma para asegurarse un sitio y poder ver los espectáculos producidos por el australino Ric Birch, organizador de varias ceremonias de Juegos Olímpicos.

Calderón tiene previsto dar dos “Gritos”, uno en el Palacio Nacional y el otro mañana en la mañana, en el pueblo de Dolores, cuna de la Independencia.

No obstante, muchos de los invitados extranjeros de más alto nivel, como los presidentes de cinco países latinoamericanos, que participaron ayer en un programa para invitados especiales de 50 naciones, ya regresaron a sus países.

INVITADOS DE HONOR
Por América Latina estuvieron presentes en las actividades de ayer los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos Guatemala, Álvaro Colom; El Salvador, Mauricio Funes Honduras, Porfirio Lobo, y Panamá, Ricardo Martinelli.

Entre los que hoy estarán presentes figuran el príncipe heredero de Bélgica, Phillipe; el presidente de la República Árabe Saharahui Democrática, Mohamed Abdelaziz, y el primer ministro de Kuwait, Naser Al-Mohamed Al Ahmad Al Sabah.

La violencia del crimen organizado, que dejó más de 8 mil muertos este año, ha opacado los festejos y obligado a extremar precauciones o reducir las celebraciones populares en varios estados del país, especialmente en el norte.