Mineros chilenos cumplen hoy un mes atrapados, “cansados” y “enojados”

Según el psicólogo involucrado en las tareas de rescate, las víctimas están “bien para haber pasado un mes”. Perforación para liberarlos solo ha llegado a 42 metros de profundidad, de un total de 700

Hoy se cumple un mes desde que el 5 de agosto 33 mineros quedaron atrapados bajo toneladas de rocas en el desierto de Atacama, al norte de Chile. Recién 17 días después fueron encontrados. El presidente de dicho país, Sebastián Piñera, alzó frente a los medios un papel que decía: “Estamos bien los 33”.

De ellos se ha sabido poco, solo a través de videos que han podido grabar. Uno de ellos escribió un poema. “Arriba ese ánimo compañeros”, decía un extracto. Ayer los mineros tuvieron una videoconferencia con sus familias.

A un mes del terrible incidente, los familiares de las víctimas afirmaron que los mineros (32 chilenos y un boliviano) están “cansados” y “enojados”, según ha reportado la agencia AFP.

“Habló cinco segundos conmigo, no más, estaba enojado… dice que el gobierno no les está mandando las cartas que nosotros les escribimos”, comentó Alejandro, hermano del minero Víctor Zamora.

“Con una bocinada” se conmemorará la fecha. “Luego vamos a subir al cerro con el ministro y vamos a cantar y a hacer una oración”, agregó una familiar.

¿ESTÁN “BIEN”?
Según el psicólogo Alberto Iturra, psicólogo involucrado en las tareas de rescate, los afectados “están bastante bien para haber pasado un mes de encierro. Son gente muy valiosa, han desarrollado competencias realmente admirables”, según declaraciones de la misma agencia.

“Están muy bien y están viviendo cada una de las etapas que prevé la psicología laboral. (Luego) se empiezan a consolidar los grupos y liderazgos y empiezan a aparecer conflictos”, agregó, los cuales se presentan cuando las necesidades básicas están “satisfechas”.

Hasta ayer, la perforación que realiza la máquina Strata 950 para liberar a los mineros había llegado a 42 metros de profundidad (de un total de 700).

El mes de la tragedia estuvo precedido por emotivos breves contactos el sábado mediante video conferencia de los mineros con sus familiares y con uno de los sobrevivientes uruguayos de la tragedia de los Andes, quienes viajaron al norte para alentar a los familiares y a los trabajadores.

“Cuando todo esto termine y pasen los años, y sean viejos como nosotros, estos problemas que están pasando acá les van a parecer minúsculos al lado de la alegría que es la vida”, le expresó el uruguayo Ramón Sabella a Luis Urzúa, el jefe del grupo de 33 mineros.