Mitt Romney criticó con dureza política exterior de Barack Obama

Lo acusó de una “estrategia de pasividad” frente países de Medio Oriente en conflicto. Dijo que aumentaría sanciones a Irán

Mitt Romney criticó con dureza política exterior de Barack Obama

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, criticó hoy con dureza el modo en que Barack Obama ha manejado las amenazas en Medio Oriente en un discurso sobre política exterior en que trató de presentarse como una alternativa viable.

Romney se apartó de su foco en la economía estadounidense para hablar sobre cómo manejará la política exterior si gana las elecciones del 6 de noviembre.
El discurso permitió a Romney presentar sus posturas sobre seguridad nacional antes del debate del 16 de octubre con Obama, que incluirá discusiones sobre política exterior.

CONFLICTO EN MEDIO ORIENTE
“Al presidente le gusta decir que ‘La marea de la guerra está en retroceso’. Y yo quiero creerle tanto como cualquiera. Pero cuando miramos a Medio Oriente hoy (…) está claro que el riesgo de conflicto en la región es mayor ahora que cuando el presidente asumió su mandato”, declaró el candidato republicano.

Romney acusó al mandatario de perseguir una estrategia de “pasividad” en vez de asociarse con los aliados de Estados Unidos en la región.

“Sé que el presidente espera un Medio Oriente aliado de Estados Unidos más seguro, más libre y más próspero. Comparto esa esperanza. Pero esperanza no es estrategia”, agregó.

SANCIONES CONTRA IRÁN
El ex gobernador de Massachusetts también prometió que endurecerá las sanciones contra Irán para que abandone sus ambiciones nucleares y que desplegará barcos de guerra en la región para aplicar presión sobre Teherán.

También aumentaría la asistencia militar y la coordinación con Israel, que ha amenazado con lanzar ataques preventivos contra las instalaciones nucleares iraníes.

SIRIA
Además, se comprometerá a trabajar para encontrar elementos de la oposición siria que compartan los valores de Estados Unidos y a asegurar que obtengan las armas necesarias para vencer a las fuerzas del líder sirio Bashar al Assad y poner fin a su brutal represión.

Los rebeldes en Siria han acusado a Estados Unidos y sus aliados occidentales de mantenerse al margen del conflicto.

Irán está enviando armas a Assad porque sabe que su caída sería una derrota estratégica para ellos. Deberíamos estar trabajando no menos vigorosamente con nuestros socios internacionales para respaldar a los muchos sirios que propinarían esa derrota a Irán, en vez de quedarnos al margen”, sostuvo Romney.