La muerte de Bin Laden, el día “más importante” en el gobierno de Obama

Hace un año murió el líder terrorista de Al Qaeda, autor intelectual del ataque a las Torres Gemelas en setiembre del 2001

La muerte de Bin Laden, el día “más importante” en el gobierno de Obama

Un día como hoy el año pasado, el máximo líder terrorista de Al Qaeda, Osama Bin Laden, murió tras una operación de las fuerzas estadounidenses en una residencia en la ciudad de Abbottabad, al norte de Pakistán. Él era buscado intensamente por ser el autor intelectual del ataque a las Torres Gemelas en setiembre del 2001, un hecho que enlutó a Estados Unidos y causó gran conmoción en el mundo.

A un año del suceso, el presidente Barack Obama afirmó que la muerte de Bin Laden es el “día más importante” de su presidencia. El mandatario estadounidense dará mayores detalles de la operación en una entrevista que será difundida por la cadena NBC y que fue grabada la semana pasada.

“Debía ser una operación muy discreta”, añadió el mandatario respecto a la labor de los soldados. Según dijo, solo un puñado de miembros de la Casa Blanca estaban al tanto.

“Decidí correr el riesgo (…) La razón por la que tomé la decisión de enviar a los (comandos de la marina) Navy SEALs para tratar de capturar o matar a Bin Laden en lugar de otras opciones es que tenía total confianza en los propios Navy SEALs”, comenta en la entrevista.

Asimismo, comentó que luego del ataque y antes de anunciar el éxito de la operación a todo el mundo, habló con su esposa. “Le dije que seguramente no llegaría a cenar porque tenía dos o tres cositas que hacer esa noche”, indicó según da cuenta la AFP.

Conoce más detalles sobre la muerte de Osama Bin Laden y revive la cobertura realizada aquí.

ATAQUE DEJA 7 MUERTOS
La explosión de un coche bomba en un complejo que alberga a occidentales en Kabul, capital de Afganistán, dejó como saldo siete muertos y 17 heridos. El hecho se da a horas de la salida de Obama tras firmar un acuerdo de “asociación estratégica” con su par afgano Hamid Karzai.

Los talibanes se adjudicaron la autoría del ataque y dijeron que fue en respuesta a la visita de Obama.