Mursi se proclamó "presidente de todos los egipcios, sin discriminación"

Mandatario electo de Egipto prometió unidad entre sus compatriotas y aseguró que mantendrá acuerdos internacionales

Mursi se proclamó "presidente de todos los egipcios, sin discriminación"

El islamista Mohamed Mursi dijo hoy que será “el presidente de todos los egipcios” y aseguró que su país mantendrá todos sus acuerdos internacionales, en su primer discurso a la nación tras proclamarse vencedor de los comicios presidenciales.

Mursi apeló a la unidad de todos sus ciudadanos e insistió en que no hará distinciones entre “musulmanes y cristianos, hombres y mujeres”. “Les digo a todos: seré el presidente de todos los egipcios. Nadie será discriminado, y no se harán diferencias entre la gente salvo por su respeto a la Constitución y a la ley”, dijo.

El candidato de los Hermanos Musulmanes, que se impuso al general retirado Ahmed Shafiq en la segunda vuelta de las presidenciales con casi el 52% de los votos, destacó que se trata de un momento histórico, al ser “el primer presidente que ha surgido de la libre voluntad de los egipcios después de la revolución”.

En una alocución de marcado carácter conciliador, Mursi se comprometió a proteger a la institución de las Fuerzas Armadas “a la que aprecio y quiero”, saludó a la Policía y a los Servicios Secretos, y aseguró que trabajará para hacer de la Justicia “un tercer poder, independiente del Ejecutivo”.

El islamista que hoy abandonó la Hermandad Musulmana y su Partido Libertad y Justicia, que él mismo presidía agradeció a la “sangre de los mártires y a las lágrimas de sus padres” haber posibilitado que hoy él sea el próximo presidente del país.

ACUERDOS SIN INTERFERENCIA
Por otro lado, Mursi aseguró que se compromete a respetar todos los acuerdos y convenios internacionales suscritos por su país. “Mantendremos todos los acuerdos y pactos internacionales porque estamos comprometidos ante todo el mundo con la paz”, dijo, y agregó que Egipto “establecerá relaciones equilibradas con todos los países a base de intereses comunes, beneficios iguales y respeto mutuo”.

De igual forma, el presidente electo advirtió de que no permitirá que “ningún país interfiera en los asuntos internos” y recordó que Egipto “es capaz de defenderse e impedir cualquier agresión”.