Nicolás Maduro viaja a Italia para reunirse con el Papa Francisco

El presidente venezolano dijo que llevará la imagen del médico José Gregorio Hernández, a quien llamó “santo del pueblo”

Nicolás Maduro viaja a Italia para reunirse con el Papa Francisco

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viajará a Italia, donde recibirá un premio de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el lunes se reunirá con el papa Francisco.

“Vamos saliendo para Italia a saludar al papa Francisco, a una reunión muy interesante”, señaló Maduro durante un acto público en el estado de Vargas (centro).

El mandatario reiteró que en el encuentro privado con el santo padre le pedirá ayuda para que se reconozca la obra de José Gregorio Hernández, un médico venezolano de principios de siglo pasado a quien se le atribuyen milagros.

“Le llevo la imagen de José Gregorio Hernández, que es nuestro santo del pueblo, para ver si nos ayuda a que se reconozca formalmente lo que sabemos que es él, un santo del pueblo, y le dé su título”, expresó.

Durante su intervención, Maduro recordó que este domingo la FAO reconocerá en su sede de Roma a Venezuela por cumplir con uno de los Objetivos del Milenio (ODM) en materia de combate al hambre, logro que describió como “uno de los milagros en la tierra” del fallecido presidente Hugo Chávez.

LEY DE DESARME
Por otro lado, durante el sábado, Nicolás Maduro promulgó en un acto público una ley de desarme aprobada esta semana por el Parlamento, a la que calificó como un instrumento fundamental para la “pacificación” del país, donde la violencia se cobra miles de vidas al año.

“Ya basta de atracos, de crímenes, de culto a las armas, eso no es vida, eso es un infierno”, dijo Maduro, que llamó a los delincuentes a reinsertarse en la sociedad y a sumarse a la “revolución” para “hacer patria”.

Durante un acto en el estado de Vargas (centro), el mandatario señaló que esta ley “era el instrumento que nos faltaba para ir al desarme completo y a la pacificación del país”.

Sin embargo, pidió que “nadie se engañe” al manifestar que lograr el desarme “será un proceso complejo”. La ley, entre otros puntos, restringe la venta de armas de fuego, aumenta las penas para la tenencia ilegal y establece que el Gobierno es el único que puede comercializarlas.