Niña al Papa: "¿Por qué Japón tiene que pasar por tanta tristeza?"

Benedicto XVI también respondió interrogantes de una madre cuyo hijo se encuentra en estado de coma y una musulmana que vive en Costa de Marfil

Niña al Papa: "¿Por qué Japón tiene que pasar por tanta tristeza?"

En una inusual aparición en la televisión, el Papa Benedicto XVI respondió en Viernes Santo preguntas de una niña japonesa, una madre con un hijo en estado de coma permanente y una mujer musulmana que reside en Costa de Marfil.

La primera en hacer una interrogante fue una menor de solo 7 años, llamada Elena, quien le pidió al pontífice que explicara el sufrimiento del país nipón tras el devastador terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo pasado.

La pequeña dijo tener “mucho miedo” porque durante dichos fenómenos naturales “la casa en la que se sentía segura tembló muchísimo”. Luego añadió que muchos niños de su edad han muerto, por lo que le pidió al jefe de la Iglesia Católica hablar con Dios para que le explique “por qué los niños tienen que pasar por tanta tristeza”.

Benedicto XVI centró la respuesta en Jesucristo y dijo que dicho dolor no fue en vano. “No tenemos las respuestas pero sabemos que Jesús sufrió igual que ustedes”, agregó.

OTRAS PREGUNTAS CONTROVERTIDAS
Una madre italiana cuyo hijo se encuentra en coma le pidió un consejo al Papa sobre su situación, quien respondió desde su escritorio “que el alma de su familiar aún estaba en su cuerpo y que él podía sentir la presencia del amor”.

Asimismo, a una mujer musulmana que vive en Costa de Marfil, país en el que han muerto al menos 1.500 personas por protestas en los últimos meses, el pontífice le dijo que la gente debería tomar a Cristo como un ejemplo de paz.

“La violencia nunca viene de Dios, nunca ayuda a traer nada bueno, sino que es una vía destructiva y no el camino para escapar de las dificultades”, señaló.

POR PRIMERA VEZ RESPONDE A LOS FIELES EN TV
Esta es la primera conversación televisada de Benedicto XVI, quien ha concedido entrevistas en este medio solo en particulares ocasiones, al igual que lo hizo Juan Pablo II .

Solo siete preguntas de participantes de todo el mundo fueron seleccionadas para esta conversación, que se transmitió en la televisión italiana en horas de la tarde cuando se cree que murió Jesucristo.

La finalidad de la interacción del pontífice alemán con el público fue revitalizar la imagen de la Iglesia. Benedicto XVI continuará con las celebraciones por Semana Santa encabezando el Vía Crucis alrededor del Coliseo de Roma.