"No vamos a repetir los mismos errores en Egipto"

El embajador de Egipto en el Perú explica el proceso electoral de su país. 

"No vamos a repetir los mismos errores en Egipto"

Ahmad Salama, embajador de Egipto en el Perú. (Foto: Embajada de Egipto)

Por Renzo Giner (@sebginer)

Desde hoy hasta el domingo,la comunidad egipcia residente en el Perú, puede acudir a la embajada de este país (Av. Jorge Basadre 1470, San Isidro) para participar en las elecciones presidenciales.El Comercio con el embajador Ahmad Salama, sobre la importancia de estos comicios. 

-Egipto inicia hoy un proceso electoral en las embajadas alrededor del mundo...
Confirmamos que es uno de los pasos más importantes de la hoja de ruta, declarada el 3 de julio del año pasado con los partidos de oposición y que decide el futuro político de Egipto. La hoja de ruta se consolida con esta votación.

-¿Qué pasos son lo más importante en esta hoja de ruta?
Los tres pasos principales son la declaración y adopción de la Constitución, las elecciones presidenciales y  las elecciones del Parlamento.

- ¿Qué tan grande es la comunidad egipcia en Perú? Tenemos la información de que son alrededor de 50 familias las que viven acá.
Sí, efectivamente ese es el promedio. Y queremos recalcar que (en la embajada) estamos muy felices con la comunidad egipcia en el país, es una comunidad muy activa, les gusta vivir acá en Perú, todos son trabajadores, están luchando para seguir adelante.Tenemos confianza en que la mayoría va a acudir a votar

-¿Cuáles son los requisitos?

Son requisitos muy comunes  en los países donde gobierna el derecho internacional, edad mayor a 18 años, poseer el DNI y que no tenga un récord de antecedentes criminales, lo que en algunos casos no le permite al ciudadano participar. Queremos aclarar que estos antecedentes deben ser criminales, de ciertas categorías, por ejemplo no vamos a incluir infracciones como manejar rápido, cuando hay una infracción muy alta de la ley en algunas categorías. La verdad esta parte no puede ser aplicada a todos, entonces los requisitos son dos, tener el DNI y ser mayor de 18 años.

-Acá se acostumbra a cerrar la votación el mismo día, ¿por qué alargarla tanto?
La política del gobierno de Egipto es dar la facilidad a los ciudadanos en el extranjero sobre el derecho para votar. Por este motivo damos más tiempo para que los egipcios que viven lejos de la embajada acudan, ya que no podemos tener presencia en todas las ciudades de un país tan grande como el Perú. Es por eso que dos de los cuatro días de votación son días de fin de semana, de esa manera los que viven lejos pueden acudir a votar.

-¿Qué importancia tienen estas elecciones?

Era, muy claro, que todo el pueblo egipcio cuando salió a las calles el 30 de junio de 2013, quería el cambio, quería un país civil, quería un gobierno civil, moderno. Puede integrarse, aceptar todas las religiones, pensamientos, direcciones políticas o pensamientos de diferentes facciones o grupos. De ahí viene la importancia de tomar la decisión para empezar con el proceso de elecciones.

-¿A esa idea apunta Egipto, a ser un país más integrado?
Por supuesto, el deseo del pueblo es tener un país integrado, civil, moderno, sin importar cuál de los candidatos gane.

-¿La idea entonces es no repetir los casos que se dieron con Mursi y Mubarak?
Por supuesto

-¿Podemos confiar en que no se repitan?
Efectivamente, lo que el pueblo egipcio vivió durante los últimos 50 años ha afectado al pueblo de una manera que no vamos a repetir los mismos errores.

-¿Cómo explicarles la importancia que tienen estas elecciones para ellos?
Para el desarrollo de nuestro país, se necesita contar con la participación de la gente en este y otros procesos. Por eso invitamos a los egipcios para que su voto, su opinión, llegue a su gobierno, a quienes toman la decisión. A mayor cantidad de participantes, podemos alcanzar mayor desarrollo y acercarnos al futuro que deseamos.

- ¿Qué otro proceso importante sigue?
Muy poco tiempo después de las elecciones presidenciales, vienen los parlamentarios que definirán la formación del nuevo gobierno.