Obama pidió al Congreso aprobar medidas para acelerar recuperación económica

El presidente de EE.UU. reiteró que los republicanos “están equivocados” en su defensa de recortes de impuestos para los más adinerados

Obama pidió al Congreso aprobar medidas para acelerar recuperación económica

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió hoy al Congreso a aprobar varias políticas “de sentido común” para acelerar la recuperación económica, entre ellas la concesión de beneficios fiscales a las pequeñas empresas y ayudas a los propietarios responsables para refinanciar sus hipotecas.

“Ustedes están trabajando duro, cumplen sus responsabilidades. Sus representantes en Washington deben hacer lo mismo. Empujemos al Congreso para que haga lo correcto”, dijo Obama en su mensaje sabatino transmitido por radio e Internet.

El Gobierno ha elaborado una lista de “cosas pendientes” que requieren la aprobación del Congreso y que ayudarán “a crear empleos y a construir una economía más fuerte”, subrayó el presidente.

Según Obama, el Congreso debe dejar de dar beneficios fiscales a las empresas que envían empleos al extranjero.

Por contra, hay que impulsar a través de beneficios fiscales a las pequeñas empresas, que “son el motor del crecimiento económico en este país”, destacó el mandatario que va a la reelección.

REFINANCIAMIENTO DE HIPOTECAS
Además, pidió a los legisladores que voten a favor de una medida que permitirá refinanciar sus hipotecas “a los millones de estadounidenses que han trabajado duro y han hecho los pagos a tiempo”, así como de otra para prolongar los créditos a las empresas de energías limpias.

Asimismo, el Congreso “debe ayudar a nuestros veteranos que regresan de Iraq y de Afganistán con la creación de un cuerpo de trabajos para veteranos”, anotó Obama.

“Hay cosas que podemos hacer, ahora mismo, para contribuir a crear empleos y restablecer cierto nivel de la seguridad financiera que tantas familias han perdido”, enfatizó.

CRITICÓ A REPUBLICANOS
También sostuvo que los republicanos “están equivocados” en su defensa de recortes de impuestos para los más adinerados y de volver a permitir “que los bancos y las corporaciones hagan sus propias reglas”, unas políticas que llevaron al “desastre” económico.

Los demócratas controlan el Senado y los republicanos tienen mayoría en la Cámara de Representantes.

El dominio de los republicanos en la Cámara baja les ha permitido bloquear o votar en contra de muchas de las medidas presentadas por el Gobierno para reactivar la economía, especialmente en este año electoral con vistas a los comicios presidenciales de noviembre.