Ola de calor en EE.UU. cobra la vida de migrantes ilegales en el desierto

Los ilegales que no soportan caminatas son abandonados por los traficantes de personas en la frontera sur de ese país

Ola de calor en EE.UU. cobra la vida de migrantes ilegales en el desierto

La Patrulla Fronteriza informó hoy que en junio pasado fueron hallados los cuerpos de 20 inmigrantes en la frontera entre México y EE.UU., cuyas muertes probablemente se dieron debido al calor que se registra en la zona.

Para evitar este tipo de tragedias, cada año la Patrulla Fronteriza realiza durante el verano una campaña para concienciar a los inmigrantes sobre los peligros a los que se enfrentan en el desierto debido a las altas temperaturas.

La Patrulla Fronteriza trata de desanimar a los inmigrantes a emprender un cruce al que ahora también se suman los peligros que representan las organizaciones criminales que buscan controlar el tráfico humano.

UN DURO CAMINO
Jackie Wasiluk, vocera de la Patrulla Fronteriza en San Diego, en California (EE.UU.), dijo a EFE que cada año se registran casos en los que los traficantes mienten a los inmigrantes sobre las distancias que deben de recorrer y el tiempo que tomaría hacerlo.

Wasiluk explicó que las personas que no pueden ajustarse a los ritmos brutales que se siguen en estos cruces son simplemente abandonados a su suerte, frecuentemente con resultados fatales. En 2010 se encontraron 360 cuerpos de personas en la frontera entre México y EE.UU.

Enrique Morones, activista y fundador de la organización ‘Ángeles de la Frontera’, que establece estaciones de aprovisionamiento para inmigrantes en el desierto, dijo que es importante que los inmigrantes sepan que no vale la pena intentar el cruce en esta temporada.

“Vemos gente desesperada tomando riesgos muy grandes. El problema es que la frontera misma está controlada por grupos de delincuentes que los asaltan también. Es muy peligroso”, indicó.

DESIERTO MORTAL
Víctor Clark Alfaro, director del Centro Binacional de Derechos Humanos en Tijuana, un organismo defensor de los derechos de los inmigrantes, sostuvo que es la presencia de agentes de la Patrulla Fronteriza lo que produce que el flujo de inmigrantes se dirija a zonas más peligrosas.

Se estima que más de 6.000 personas han fallecido desde 1994 en el intento de cruzar a EE.UU., aunque estas cifras solo manejan los inmigrantes que se pueden identificar.