Oposición española espera disculpa del rey por viaje de caza a África

Activistas protestaron en las puertas del hospital, donde está internado el monarca. Le reclaman que disfrute matando animales

Oposición española espera disculpa del rey por viaje de caza a África

Mientras el gobierno de Mariano Rajoy exige respeto para el rey Juan Carlos de España, que está siendo muy criticado por haberse ido en plena crisis económica de lujosa caza de elefantes a Botsuana, partidos políticos y otros sectores del país reclamaron hoy una disculpa pública del monarca por ese viaje.

El opositor Partido Socialista (PSOE) de Alfredo Pérez Rubalcaba se mostró confiado en que el jefe de Estado, de 74 años, “dará una respuesta adecuada”.

Estas declaraciones hechas por la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, se interpretaron como un emplazamiento a la Casa del Rey para que dé una pronta respuesta, después de que el mayor partido de la oposición española se negara inicialmente a fijar una posición oficial sobre el asunto, argumentando que el viaje del monarca a Botsuana era privado.

“Posiblemente será él quien haga una declaración sobre esto”, dijo Rodríguez.

El rey Juan Carlos está hospitalizado en el centro de Madrid en el que el fin de semana fue operado y sometido a un implante de una prótesis de cadera, después de sufrir una caída en Botsuana, un accidente por el que se conoció su viaje al país africano.

No sólo los socialistas piden unas disculpas públicas del jefe de Estado. El partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD) hizo hoy también esa petición a la Casa del Rey por uno hecho “sumamente irresponsable”.

LE PIDEN INFORMES
Las críticas al monarca se ven acompañadas en muchos casos por el reclamo de una mayor transparencia en lo que se refiere a la casa real. Izquierda Unida (IU), la tercera fuerza política nacional, presentó en el Congreso de los Diputados una propuesta para que el rey tenga que informar de todos sus viajes, incluidos los privados.

Los ecologistas y conservacionistas españoles están también muy indignados por el viaje a Botsuana para cazar elefantes. Un grupo de activistas se congregó hoy a las puertas del hospital en el que el rey se recupera satisfactoriamente de su operación de cadera para reprocharle que disfrute matando animales y pedirle que reflexione.

Con carteles con fotos de animales muertos, dos decenas de activistas intentaron llegar pacíficamente a la entrada del hospital, pero la policía se lo impidió. “Ojalá (el rey) dijera que se ha dado cuenta de lo injusto que es el dolor que lleva causando tantos años a los animales”, manifestó un portavoz.