El Papa se reunirá con Raúl Castro y no recibirá a disidentes cubanos

Benedicto XVI visita el santuario de El Cobre, una pequeña localidad cerca de Santiago de Cuba que acoge a la Virgen de la Caridad

El Papa se reunirá con Raúl Castro y no recibirá a disidentes cubanos

El Papa Benedicto XVI visita el santuario de El Cobre, una pequeña localidad cerca de Santiago de Cuba que acoge a la Virgen de la Caridad, un símbolo nacional que ha dado fuerza a la Iglesia para pujar por un mayor papel en medio de las transformaciones que encara la nación socialista.

El Santo Padre pidió a los cubanos construir una nueva sociedad “abierta y más justa” durante su multitudinaria misa el lunes en Santiago, primera parada de un viaje de tres días que muchos esperan genere mayor apertura del gobierno castrista para tratar temas sensibles como derechos humanos y libertades políticas.

“Siguiendo la estela de tantos peregrinos, también yo deseo ir a El Cobre a postrarme a los pies de la Madre de Dios (y) pedirle su intercesión para que guíe los destinos de esta amada nación por los caminos de la justicia, la paz, la libertad y la reconciliación”, dijo a su llegada al país tras visitar México.

El año pasado, la procesión de una réplica de la imagen por toda la isla reavivó la fe en un país que fue oficialmente ateo hasta 1992 y propició la visita del Papa 14 años después de que Juan Pablo II suavizó la hostil relación que existía entre la Iglesia y el gobierno desde el triunfo de la revolución en 1959.

La peregrinación para celebrar el aniversario número 400 de su hallazgo en el mar por unos pescadores atrajo a cientos de miles de devotos tanto católicos como santeros, una espiritualidad de raíces africanas que la conoce como Ochun, la diosa del amor.

NO SE REUNIRÁ CON DISIDENTES
Luego, el Papa hará una visita privada en la mañana tras pernoctar en una residencia cercana al santuario y partirá más tarde hacia La Habana para reunirse con el presidente Raúl Castro.

Sin embargo, no está previsto que dé audiencia a grupos opositores, que se quejan de que las autoridades mostrarán a Su Santidad una realidad sesgada, mientras el gobierno los acusa de estar a sueldo del Estados Unidos para desestabilizar al país.

El obispo de Roma moderó su discurso tras los frontales comentarios que precedieron su llegada sobre el fracaso del comunismo en Cuba, pero mantuvo su visión de que el país necesita nuevas vías y modelos para avanzar y que la Iglesia está dispuesta a ayudar si la dejan.

“Quedan muchos aspectos en los que se puede y debe avanzar, especialmente a la aportación imprescindible que la religión está llamada a desempeñar en el ámbito público de la sociedad”, dijo el Papa, quien también ha criticado los 50 años de embargo económico que sufre Cuba por parte de Estados Unidos.


Tags relacionados

Cuba

papa

Raúl Castro

Benedicto XVI