Paraguay: Franco releva a la cúpula militar e impulsa proyectos económicos

Presidente: Franco promete gobernabilidad pero lanza advertencia a países vecinos guaraní dijo que su prioridad es “organizar la casa” y no explicarse ante el exterior. Detalló su proyecto económico

Paraguay: Franco releva a la cúpula militar e impulsa proyectos económicos

El presidente de Paraguay, Federico Franco, relevó hoy a parte de la cúpula militar del país y buscó el necesario apoyo parlamentario para impulsar proyectos económicos atascados, invitando a todas las fuerzas políticas a mantener un “espíritu de cuerpo”.

El mandatario acudió a la sede del Comando en Jefe en Asunción para una reunión con la cúpula castrense, de la que salió el anuncio de sustitución de los comandantes del Ejército de Tierra y la Armada. Jorge Francisco Ramírez y Pablo Ricardo Luis Osorio asumirán el mando de Tierra y Armada, respectivamente, según un comunicado del Comando de las Fuerzas Militares, que también informó de nuevos jefes del Regimiento Escolta Presidencial y del Gabinete Militar de Presidencia.

La decisión de Franco marca una “pauta de relevo natural” para rodearse de gente de su confianza, dijo a Efe un observador que pidió el anonimato.

Parapetado en la constitucionalidad del proceso de transición en Paraguay, Franco ha dejado claro que su prioridad es “organizar la casa” y no explicarse ante el exterior, y a tal efecto procedió hoy a presentar al Legislativo su proyecto económico.

PLAN ECONÓMICO
Junto a los ministros del Equipo Económico, el presidente mantuvo una reunión con la dirección de las dos Cámaras del Parlamento, a las que pidió el apoyo que necesita para sacar adelante proyectos bloqueados, muchos de la era Lugo.

“Sin la ayuda” del Legislativo, “absolutamente todo será estéril”, observó, pues efectivamente la Carta Magna prevé la aprobación parlamentaria de los proyectos del Ejecutivo, una suerte de “contrapeso” que deja al presidente “al albur” de los parlamentarios, como dijo a Efe un diplomático latinoamericano.

Los proyectos que el Ejecutivo quiere sacar adelante “suman alrededor de 480 millones de dólares que están en manos de ustedes”, dijo enfáticamente a sus señorías el ministro de Hacienda, Manuel Ferreira.

Pagar las pensiones de los 45.000 ancianos que las esperan, garantizar una atención médica “pronta y gratuita a todos los compatriotas” y asegurar el programa “una computadora por niño” para el millón de escolares de Paraguay fueron algunos de los guiños sociales del nuevo mandatario.

El titular de Agricultura, Enzo Cardozo, asume dijo la “responsabilidad histórica” de presentar antes del fin de mandato, en agosto de 2013, un “censo y catastro para iniciar un sólido programa de desarrollo rural sostenible” basado en la agricultura familiar.

La reforma agraria, que algún analista considera “enterrada” con la destitución de Lugo, es una de las grandes asignaturas pendientes de Paraguay, donde un tercio de las tierras cultivables fueron adjudicadas de modo irregular por el dictador Alfredo Stroessner (1954-89) y en los 15 años posteriores, según un informe oficial.

La agencia calificadora de riesgo Moody’s anunció hoy que mantiene la calificación B1 para Paraguay, pero advirtió que podría bajarla si se profundiza la crisis con disturbios o sanciones de los vecinos.