Parálisis de Gobierno de EE.UU. tendría grave impacto en su industria turística

Lugares históricos y parques naturales nacionales amanecieron cerrados. Estos últimos reciben casi 280 millones de visitas al año y generan unos US$20.000 millones a la economía de dicho país

Parálisis de Gobierno de EE.UU. tendría grave impacto en su industria turística

El sector turístico estadounidense se mostró hoy preocupado por el impacto “grave” e “inmediato” que la parálisis parcial de la Administración federal puede ocasionar en esa industria y en la economía del país.

El cierre de los numerosos parques naturales de EE.UU., uno de sus grandes atractivos turísticos, así como la incertidumbre que esta situación genera en el viajero, pueden causar “un daño grave e inmediato en la economía” nacional, señaló en un comunicado Roger Dow, presidente de la Asociación estadounidense de viajes.

Los once parques naturales nacionales y los lugares históricos federales amanecieron cerrados al público este martes, algo que genera en los millones de visitantes y viajeros una “percepción incierta”, apuntó Dow, quien alertó sobre los enormes efectos negativos que ocasionará esta situación, si se prolonga.

De suceder así, las consecuencias de la parálisis de parte de la Administración federal “podría afectar a las inversiones en infraestructura de viajes a largo plazo”, advirtió. Esta frustración se traslada también, y de forma directa, al sector turístico y de negocios.

GOLPE A FERIAS Y CONGRESOS
Frank Fuentes, director de ventas de Z Ocean Hotel, en Miami Beach (Florida), destacó que la parálisis “no solo afectará a los funcionarios públicos, sino a muchos congresos y ferias donde las compañías hacen negocios con el Gobierno y hoy no pueden mantener reuniones ni cerrar acuerdos”.

En opinión de Fuentes, la paralización parcial de la Administración tendrá una repercusión especialmente negativa en “mercados más corporativos como el de Nueva York o Washington”, que “han debido sentir un impacto negativo en las reservas de hotel”, según puso de relieve.

FLORIDA Y UNA ECONOMÍA EN PROBLEMAS
El sector turístico de Miami, uno de los ejes principales en los que se apoya la economía del sur de Florida, y que supone el 50 % o 60 % de los ingresos de la ciudad, puede verse muy tocado si la parálisis del Gobierno “se prolonga durante varios días”, dijo Fuentes.

“Si esto dura más de dos o tres días, vamos a ver un impacto negativo en menos de una semana” en el sector turístico y de ocio de la ciudad, ya que la “gente va a empezar a recortar sus gastos” en restaurantes y hoteles, alertó.

NO HAY ATENCIÓN, NO INSISTIR
Preocupa sobremanera el cierre de los museos, lugares emblemáticos como la Estatua de la Libertad y parques naturales nacionales como el de Yellostone y los Everglandes, este último la mayor reserva subtropical de Estados Unidos, según representantes de la industria del turismo.

Entre los once parques naturales nacionales cerrados se encuentran también los de Biscayne (sur de Florida) y el arrecife coralino de Dry Tortugas, este último en los cayos del estado, que cuentan con más de dos centenares de empleados públicos

En declaraciones al “Wall Street Journal”, Dick Ring, director del National Park Trust Project, manifestó su alarma por el efecto de esta medida, especialmente sobre los Everglades, “en el pico de la temporada”, y el alcance de su ramificación en empresarios y pescadores locales.

Ring recordó que los parques naturales nacionales reciben cerca de 280 millones de visitantes al año, los cuales generan unos 20.000 millones de dólares a la economía de EE.UU.

Las puertas de los parques nacionales solo permanecen abiertas para los servicios básicos de los bomberos y de seguridad, una paralización que ha afectado también al Zoológico, el Instituto Smithsonian y las librerías presidenciales.

Negocios como el alquiler de embarcaciones y tiendas contratadas en los parques nacionales también han colgado en cartel de ‘cerrado’.