PERFIL: Kim Jong-un, el hombre que siembra el temor de una III Guerra Mundial

A sus 30 años, el joven general gobierna un país golpeado y aislado. Hoy es noticia por sus amenazas bélicas

PERFIL: Kim Jong-un, el hombre que siembra el temor de una III Guerra Mundial

DANIEL MEZA @daniel_mz
Redacción Online

Es el tercer hijo y sucesor de Kim Jong Il. Hace apariciones públicas hace tres años pero es hace poco que su figura y amenazas bélicas lo han puesto en los ojos del mundo. En su país lo llaman ‘el Comandante Brillante’ pero para el resto del mundo es el hombre que siembra el temor de una posible Guerra Mundial.

Kim Jong-un nació de la tercera mujer del ‘Amado Líder’, Ko Young Hee. No tiene una biografía aceptada por todos y se especula sobre su edad. Le dan entre 30 y 33 años y celebra sus cumpleaños los 8 de enero. Sus recientes amenazas y advertencias sobre ataques nucleares y bombardeos a Corea del Sur y Estados Unidos lo han vuelto el personaje más mediático del planeta.

En 2011 se convirtió en el hombre fuerte de la dinastía norcoreana y en dueño de un importante arsenal nuclear. También nieto del ‘Líder Supremo’ y fundador de la nación norcoreana (Kim Il Sung), representa la tercera generación que encabeza a este país comunista, el único del mundo que permanece con este régimen desde el fin de la II Guerra Mundial.

¿CRIADO CON PRINCIPIOS OCCIDENTALES?
Jong-un vivió su adolescencia fuera de Corea: biografías dicen que estudió protegido con un seudónimo en colegios de Berna (Suiza). En el 2000 habría regresado a Corea del Norte, donde se graduó, en 2007, en la Universidad Kim Il Sung.

Sus gustos “occidentales” son conocidos. Por ejemplo, hace unos meses fue fotografiado con un smartphone, pese a que en su país la mayoría de la población tiene restringido el Internet. Además, es aficionado a la NBA y en febrero tuvo como invitado al polémico Dennis Rodman y a los Harlem Globetrotters. Finalmente, hace solo dos días se publicaron unas fotos suyas con un posible mapa de ataques militares. Lo curioso de estas imágenes oficiales es que lo mostraban usando una iMac, computadora de la estadounidense Apple.

EL HEREDERO
Su consolidación, según coinciden las reseñas, habría llegado con su designación en septiembre de 2010 como vicepresidente de la Comisión Militar Central del Partido de los Trabajadores.

El hecho de que un tercer hijo asuma el cargo heredado de un líder se explica con las particulares historias de los hermanos mayores. El primogénito, de unos 40 años, fue descartado tras ser pillado al intentar entrar a Japón con un pasaporte falso para visitar Disneylandia. El segundo, Kim Jong Chul, era considerado por su padre “afeminado” para ser el líder de aquel país.

VIDA PÚBLICA
Fue en 2010 donde la propaganda oficial hace relevante su existencia (se ve obligado a cobrar relevancia debido al recrudecimiento de la salud de su padre): el Comité Central del Partido de los Trabajadores le entregó nuevos cargos: general de cuatro estrellas y vicepresidente.

Conocidos han descrito al nuevo gobernante como “obeso” (pesa unos 90 kg.) y 1,75 m. de estatura. Además, tiene el mismo carácter colérico y autoritario de su padre. Es probable que el ‘Amado Líder’ lo considerara el mejor sucesor por el gran parecido que ambos tenían. Un documental oficial norcoreano lo mostraba sobre un tanque dando instrucciones y lo llamaba “genio de genios”.

LO QUE ENFRENTA
El hijo del dictador fallecido enfrenta el reto de gestionar una economía empobrecida (dependiente de la ayuda internacional y con una tímida apertura económica), además del aislamiento político y económico de su país.

En este tiempo, deberá definir el rumbo de su política internacional y relaciones exteriores, tras quedar estancadas las conversaciones (en la que participaron las dos Coreas, EE.UU., China, Rusia y Japón) sobre la desnuclearización del país comunista. En enero del 2010, Pyonyang y Seúl se intercambiaron disparos y surgió otra vez recelo en la comunidad internacional ante la amenaza del poderío nuclear del país oriental. Hoy la situación parece ser, según el líder comunista, una inminente guerra.