Perro policía brasileño está en la mira de los narcos y tiene su propia seguridad

El labrador de nombre Boss ha participado en la ocupación de varias favelas peligrosas y ha colaborado en la incautación de droga

Perro policía brasileño está en la mira de los narcos y tiene su propia seguridad

Boss, un perro policía de raza labrador, se ha convertido en el enemigo número uno de los narcotraficantes de las peligrosas favelas de Río de Janeiro, a tal punto que estos han amenazado con matarlo, según el diario brasileño “Oglobo”.

En una de las últimas operaciones en la que participó, los agentes de espionaje interceptaron una conversación de radio donde los narcos hablan en tono amenazante sobre Boss.

“Dijeron que debían dispararle pues estaban preocupados porque minutos antes habíamos encontrado un montón de armas y drogas”, dice el subcomandante del Batallón de Acciones con Perros (BAC), el mayor Víctor Valley. Ante el peligro, ahora ya no participa de operativos y le han puesto una custodia especial.

El can ha participado en la ocupación del Complexo do Alemao, la favela Rocinha y, más recientemente, en Manguinhos. En una de las operaciones ayudó a encontrar 181 kilos de marihuana camuflada en una pared.

En lo que va del 2012, el BAC ha incautado de cerca de dos toneladas de droga.