Polarización aumenta en el mundo por video que denigra a Mahoma

Ahora no solo países islámicos, sino también en Occidente surgen posiciones que hacen eco de tráiler “La inocencia de los musulmanes”

Polarización aumenta en el mundo por video que denigra a Mahoma

Si la semana pasada más de 20 países de Asia Occidental y África se mostraban convulsionados por la difusión del video “La inocencia de los musulmanes”, un tráiler de un filme considerado ofensivo por los seguidores de Mahoma, ahora es en países de Occidente que surgen con mayor notoriedad posiciones polarizadoras frente a la blasfemia.

En Australia, donde un grupo de manifestantes musulmanes se apostaron frente a la embajada de Estados Unidos en Sidney, una diputada pidió a todos los inmigrantes seguidores del Islam que “vuelvan de donde han venido” si no quieren integrarse a la sociedad. “Quienes han llegado aquí con poca o ninguna intención de integrarse, quienes no tienen deseo de asimilarse, quienes predican el odio y la violencia deben marcharse”, dijo la diputada Connie Fierranvanti-Wells ante el Parlamento. Unos 200 musulmanes con banderas negras pidieron “decapitar a los que insultan al profeta” en aquella ciudad, y tuvieron que ser dispersados por la policía.

En Alemania, un grupo ultraderechista y anti islámico —Pro Deutschland— que ya despertó la ira de musulmanes en ese país europeo con muestras de caricaturas que ridiculizaban al profeta Mahoma, colgó hoy temporalmente el tráiler de la polémica película en su sitio electrónico. Además, anunciaron sus intenciones de emitir el filme en un cine de Berlín, posición que fue rechazada por la propia canciller Angela Merkel y todo el gobierno alemán.

La Fiscalía General de Rusia anunció hoy que pedirá a los tribunales la prohibición de la controvertida película. “La Fiscalía General ha preparado una demanda judicial para que se reconozca como extremista la cinta puesta en Internet que ofende a los creyentes”, aseguró la Fiscalía de aquella potencia.

ASIA: CONTINÚAN PROTESTAS
Mientras en el Líbano, el líder del grupo chiita libanés Hezbolá, Hassan Nasrallah, realizó hoy una inusual aparición en público frente a la multitud que se congregó en los barrios del sur de Beirut para protestar contra el polémico filme. Cientos de miles de seguidores lo rodearon, entre arengas de “Dios es grande” y “Estados Unidos es el gran Satán”.

Un saldo de más de 30 detenidos dejó la protesta ante la embajada de EE.UU en Azerbaiyán. “Hemos venido para expresar nuestra ira contra Estados Unidos. Ofender al Islam y al profeta Mahoma es inadmisible”, dijo uno de los asistentes.

La tensión también se ha extendido en las últimas horas a Afganistán, Pakistán, Indonesia y la India, tras los violentos sucesos en Libia, Egipto, Yemen y Sudán y a la espera hoy de una manifestación en el Dahia.