Polémica en Estados Unidos por dispensadores de condones en una cárcel

Los defensores de la medida aseguran que se busca promover una práctica sexual saludable que ayude a preservar la vida de los 750 presos

Polémica en Estados Unidos por dispensadores de condones en una cárcel

Las autoridades de una cárcel del condado de Bruno en San Francisco no tuvieron mejor idea para promover el sexo seguro que instalar una máquina dispensadora de condones como parte de un programa que se inició en 1989 cuando trabajadores se salud repartieron preservativos a los presos.

Según informó el diario San Francismo Chronicle, pese a que las relaciones sexuales entre los reclusos son técnicamente ilegales las autoridades han instalado las máquinas que fueron financiadas por donaciones la Universidad de California, San Francisco y una organización sin fines de lucro.

“Puede ser controvertido, pero creo que el mensaje de educación sexual saludable es más grande e importante”, dijo el alguacil Michael Hennessey.

Para muchos la medida promueve el sexo en la cárcel, sin embargo la promotora del programa, Kate Monico Klein, defendió la iniciativa diciendo que “el sexo ya tiene lugar y si (el suministro de condones) salva una o dos vidas, la medida vale la pena”.

¿Qué le parece la medida?