Policía británica difundió video del ataque al vehículo del príncipe Carlos

En las imágenes aparece una mujer joven que golpea en dos ocasiones el Rolls Royce del monarca. También se muestra a dos hombres que corren al lado del vehículo

(Foto: AP/ Video: TV Perú)

La Policía británica hizo público el martes un video de seguridad durante una protesta estudiantil en diciembre, que muestra a una turba pateando y golpeando la limusina donde viajaban el príncipe Carlos y su esposa, en un intento para ubicar a testigos y sospechosos en uno de los peores incidentes que haya afectado a la realeza en los últimos años.

Conforme a las imágenes tomadas por la cámara de video de circuito cerrado, varias personas atacan el Rolls-Royce clásico, cuando este se vio obligado a reducir la velocidad durante una movilización violenta que tenía lugar en el centro de Londres.

Una mujer joven golpea en dos ocasiones el Rolls-Royce, recoge una lata tirada y la lanza contra uno de los vehículos de la caravana y le da en el cristal trasero. Otros dos hombres, que utilizaban prendas con capucha corren al lado del vehículo real mientras lo golpean.

EL INCIDENTE
Miles de estudiantes protestaron el 9 de diciembre en las calles de la capital contra el alza a las colegiaturas universitarias. Aunque la Policía contuvo a la mayoría de los manifestantes cerca del Parlamento, algunos grupos separados corrieron hacia las zonas comerciales cerca de la calle Regent, donde se encontraron el Rolls-Royce real.

Un fotógrafo de AP tomó una instantánea del futuro rey y su esposa, Camila, quienes vestían para ocasión de noche y se dirigían a un acto de beneficencia en un teatro. Ambos se veían estupefactos cuando la multitud hostil rodeó el vehículo. Carlos y Camila resultaron ilesos, pero estaban visiblemente alterados.

La Policía expresó confianza en que la difusión del video contribuya a ubicar tanto a testigos como a sospechosos de haber infringido la ley.

CAMILA FUE GOLPEADA
Según la prensa británica, los manifestantes dieron con un palo a Camila por una ventana abierta o rota del automóvil durante el incidente. Las autoridades confirmaron que “hubo contacto” pero no abundaron en detalles.

Algunos sectores han puesto en tela de juicio la eficacia de las medidas de seguridad adoptadas para la familia real y se preguntan cómo fue que los manifestantes lograron llegar a la limusina. También censuraron la elección del vehículo, el cual tiene cristales largos y transparentes, y no era a prueba de balas.