El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quedó al borde de la destitución

Por masacre entre campesinos y policías, diputados aprobaron sorpresivamente pedido de juicio político al mandatario. Este afirmó que no renunciará

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quedó al borde de la destitución

La Cámara de Diputados aprobó sorpresivamente este jueves un pedido de juicio político (acusación constitucional) para destituir al presidente Fernando Lugo por “mal desempeño de sus funciones”, informaron oficialmente fuentes parlamentarias.

Según informó AFP, la petición fue aprobada por 73 votos contra 1, como secuela de la matanza de seis policías y 11 campesinos en un choque armado el pasado viernes en Curuguaty, 250 km al noreste de Asunción.

ALIADO RETIRÓ SU APOYO AL GOBIERNO
El Partido Liberal Radical Auténtico, que es parte del Gobierno, retiró su apoyo a Lugo y dijo que pidió a los cuatro ministros de la fuerza que integran el gabinete que presenten su renuncia.

“El partido liberal deslinda cualquier responsabilidad política respecto al Gobierno del presidente Lugo”, dijo su presidente, Blas Llano.

La agrupación política de centroderecha Patria Querida presentó este miércoles el pedido de juicio político tras la reacción del mandatario a una masacre en el noreste del país que fue considerada muy tibia.

El pedido se debatió esta mañana en la Cámara de Diputados.

Las próximas elecciones presidenciales están marcadas para el 23 de abril de 2013 y el período presidencial finaliza el 15 de agosto de ese año.

En su reciente mensaje a la nación, el presidente paraguayo anunció que no renunciará y que enfrentará el juicio político con todas sus consecuencias.