Profesor se ganó la confianza de padres para abusar sexualmente de niños

Mark Berndt, de 61 años, parecía un hombre agradable y educado. Nadie imaginaba lo que hacía

Profesor se ganó la confianza de padres para abusar sexualmente de niños

Por años un maestro de primaria realizó actos lascivos con sus alumnos en su aula sin ser descubierto. Y el hecho de que se manejase en una comunidad mayormente hispana puede ser una de las razones de ello.

El maestro, Mark Berndt, de 61 años, es un hombre agradable, que se ganaba la confianza de los niños. Individuo educado, inspiraba también respeto entre los padres de sus alumnos, en su mayoría inmigrantes latinoamericanos que a menudo se muestran reticentes a hacer denuncias por temor a la autoridad o porque piensan que no los van a tomar en serio.

“Estoy en estado de shock”, expresó Miguel López, padre de uno de los alumnos de la escuela Miramonte Elementary School donde se produjeron los abusos. “¿Cómo pudo suceder esto?”.

HACÍA Y DESHACÍA
Berndt enseñaba a alumnos de tercer grado, en un aula que se encuentra en el segundo piso, en la parte trasera de la escuela, con ventanas que dan a un patio.

Cuando el maestro cerraba las puertas con llave, la clase se transformaba en un salón en el que Berndt hacía y deshacía. Las autoridades dicen que, haciéndoles creer que estaban jugando, vendaba a sus alumnos y les hacía ingerir su semen en una cuchara, en un extraño acto sexual que fue documentado en fotografías.

Se cree que hizo estos “juegos” entre el 2005 y el 2010.

UN BARRIO HUMILDE Y DE INMIGRANTES
La Miramonte Elementary es una escuela que resulta imponente en el humilde barrio Florence-Firestone, una colección de pequeñas casitas de una planta rodeadas de cercos de alambrados. Es un edificio enorme pintado en azul y amarillo, con murales de líderes mundiales y temas mayas.

Tiene 1.400 alumnos y está tan atestada que funciona todo el año, con distintos ciclos de estudios. La mitad de los niños está aprendiendo inglés y recibe almuerzos gratis o a precios reducidos.

La mayoría de las familias de este sector del Condado de Los Angeles son inmigrantes de México y América Central —algunos de ellos sin papeles— que subsisten cortando el césped y trabajando en fábricas.

El arresto de Berndt, quien fue acusado de 23 cargos de actos lascivos con menores, puede empujar a la gente a hablar. Cuatro días después de su detención fue arrestado otro maestro, Martin Springer, bajo sospecha de haber manoseado a dos niñas en su clase, según dijeron algunos alumnos. Y se están recibiendo más denuncias sobre Berndt.


Tags relacionados

Abusos Sexuales

Mark Berndt