Protestas en China se inspiran en las revueltas en Oriente Medio

Disidentes se habrían convocado por un mensaje propalado por Internet

La policía dispersó el domingo a decenas de personas que se reunieron en el centro de Pekín, después de llamados por Internet en todo China convocando a manifestaciones pro democracia inspiradas en las revueltas de Oriente Medio.

Al final, los pequeños mítines en Pekín y Shanghái resultaron ser una demostración de la resolución de las autoridades chinas de eliminar incluso los tibios desafíos al poder del Partido Comunista.

En la ajetreada calle Wangfujing de Pekín, unas 100 personas se pararon frente a un local de McDonald’s, señalado como el lugar de la protesta, según un mensaje en Internet que se propagó el sábado instando a mítines en 13 ciudades.

“Estoy tratando de hacer algo por mi país, de mostrar mi poder”, dijo un joven estudiante universitario de Pekín, cuando fue consultado por qué acudió a las afueras de dicho local.

La multitud, incluyendo algunos curiosos, fue confrontada por agentes de la policía que los dispersó, gritándoles: “Muévanse, muévanse”. Nadie fue arrestado.

En Pekín y Shanghái, vehículos policiales rodearon las calles donde se iban a llevar a cabo las manifestaciones. Grupos de la policía y agentes vestidos de civiles se mezclaron entre la multitud.

El sábado, el presidente chino, Hu Jintao, ordenó al Gobierno a que controlara de forma más estricta el flujo de Internet.