Proyectos de conservación en Chan Chan culminaron tras intenso trabajo

La intervención en el complejo arqueológico ubicado en Trujillo demandó la inversión de más de un millón de soles

LUIS PUELL ZAPATA
Corresponsal

Tras cuatro meses de intenso trabajo, especialistas del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan culminaron dos proyectos de conservación en los conjuntos amurallados de los palacios Tshudi y Rivero. Se invirtió más de S/.1 millón para la ejecución.

Los trabajos en Tshudi estuvieron orientados a recuperar, proteger y monitorear la plataforma funeraria secundaria y la conservación de los relieves de ardillas. Durante la intervención se efectuaron excavaciones arqueológicas en las distintas áreas a fin de obtener datos que ayuden a determinar la temporalidad, secuencia constructiva y su relación con la plataforma funeraria principal las posibles causas estructurales que incidieron en el colapso de los elementos arquitectónicos.

Además se logró restaurar, consolidar y preservar los relieves que decoran la audiencia 2 del sector centro este, y en el sector 6 sur este se intervino la plataforma secundaria adosada, logrando reducir el problema de humedad contenida y el salitre en las estructuras.

En el palacio Rivero se intervino las dos plazas del sector norte (principal y secundaria) de este recinto ubicado en Trujillo, las cuales presentaban serios daños producidos por el tiempo y la acción negativa del hombre.

HALLAZGO
Una de las novedades más importantes de las labores de investigación fue el hallazgo de los estructuras de acceso a la plaza principal, decorados con pilastras, protegidos con cornisas escalonadas y una techumbre elaborada mediante un tejido de arquitectura de gran belleza.

Los especialistas del Proyecto Especial del Ministerio de Cultura ejecutaron las labores de conservación de forma cuidadosa, tal como lo exigen las normas internacionales de mínima intervención y autenticidad.

DATOS
Para algunos investigadores los recintos que componen Tschudi y Rivero habrían sido planificados y construidos en la etapa media del reino Chimor, aproximadamente hace más de 900 años.

Las labores de conservación continúan en los conjuntos Laberinto, Bandelier y Uhle.