Ejército birmano le rindió homenaje a elefantes blancos

Los militares de Birmania suman cinco paquidermos de este tipo, considerados señal de buenos auspicios porque se les relaciona con el nacimiento de Buda

La Junta Militar de Birmania (Myanmar) ha recibido con festejos en Naypyitaw, la capital administrativa, al segundo elefante blanco capturado en lo que va de año, con lo que ya tiene en su establo cinco paquidermos considerados señal de buenos auspicios.

El animal, una hembra de 29 años que ha sido llamada Nandavati, fue agasajado en el transcurso de una ceremonia en la pagoda de Uppatasanti, presidida por el general Thira Thura Tin, primer secretario de la Junta Militar.

La llegada a la capital de esta elefanta blanca refuerza la premonición de que “la nación continuará en paz y libre de peligros” tras los comicios del próximo 7 de noviembre, señaló el periódico estatal “Nueva Luz de Myanmar”.

El jefe de la Junta Militar, general Than Shwe, quien consulta con los astrólogos antes de adoptar decisiones de Estado, ordenó buscar y cazar elefantes de color blanco para el establo estatal.

Los otros cuatro paquidermos que estarán con Nandavati, fueron cazados en junio de 2010, 2003, 2002 y 2001.

48 AÑOS DE GOBIERNO MILITAR
La cultura birmana contempla estos animales, por su asociación con el nacimiento de Buda, como un símbolo de paz, prosperidad y legitimidad para los gobernantes.

Según la leyenda, Siddhartha Gautama fue concebido cuando un elefante blanco visitó en sueños a su madre y le tocó el costado izquierdo con el loto blanco que sujetaba con la trompa.

Birmania está gobernada por un régimen militar desde 1962 y las elecciones parlamentarias del 7 de noviembre serán las primeras que se celebren en 20 años.
La mayor parte de los partidos de la oposición democrática han boicoteado los comicios y piden la abstención a la población.