Reino Unido: recomiendan crear una instancia para controlar a la prensa

Una comisión independiente, liderada por el juez Brian Leveson, llegó a esta conclusión luego de una investigación de nueve meses por el escándalo de News of the World

Reino Unido: recomiendan crear una instancia para controlar a la prensa

Una comisión independiente del Reino Unido exigió hoy que se apliquen controles más efectivos en los medios de comunicación, en el marco de los escándalos y abusos profesionales cometidos por medios pertenecientes al imperio Murdoch.

El juez Brian Leveson, que llevó adelante investigaciones sobre escuchas telefónicas, señaló que la autorregulación de los medios ha demostrado no funcionar y exigió que se cree un marco legal para que esa función sea asumida por un consejo de prensa.

Leveson dirigió durante casi nueve meses una comisión de investigación de la ética periodística después de que el escándalo de escuchas en el que participaron medios del grupo Murdoch sacudiera la opinión pública nacional.

Algunos sectores de los medios “han causado estragos en las vidas de personas inocentes en demasiadas ocasiones”, criticó el juez.

Ahora el Parlamento y el gobierno deberán pronunciarse sobre la propuesta.

En el informe de unas 2.000 páginas entregado hoy, Leveson llama además a la política al orden. “La relación entre prensa y política es demasiado estrecha”, apunta, aunque al mismo tiempo señala que las investigaciones no dieron con ningún material que comprobara la sospecha de que los medios de Rupert Murdoch sacaran provecho de la publicación de artículos pro gubernamentales.

El informe señala además que tampoco existen “problemas grandes de corrupción” en la policía británica.

EN CONTRA DE REGULACIÓN
El primer ministro David Cameron respondió hoy señalando ante el Parlamento que se propone seguir las recomendaciones de Leveson para separar la esfera de los medios de la policial. Sin embargo, dijo tener “serios reparos” sobre la propuesta de establecer un consejo de prensa.

Intervenir desde el área legal en la libertad de prensa significaría “cruzar una línea”, advirtió el jefe de gobierno.

Al defender una postura a favor de las editoriales que también es respaldada por el ala conservadora de su partido, Cameron se arriesgó a que se produzca una verdadera crisis de coalición.

No son pocos los diputados liberaldemócratas que, además de la oposición laborista, consideran necesario implementar una base legal para regular el sector de prensa británico.

El debate se produce poco después del gran escándalo en torno al tabloide News of the World, que realizó escuchas a personalidades célebres, víctimas de delitos, policías y funcionarios para obtener informaciones.