Romney ganó primarias en Puerto Rico y arremetió contra Obama

Los habitantes de la isla son ciudadanos de EE.UU. que no votan en las presidenciales pero sí participan en las primarias

Romney ganó primarias en Puerto Rico y arremetió contra Obama

Mitt Romney se impuso con un 82 por ciento en las primarias que se celebran en Puerto Rico para determinar al candidato republicano a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, tras el recuento de más del 10 por ciento de los votos, dijo hoy el ex gobernador según el canal de noticias CNN.

Muy lejos, con el nueve por ciento de los votos, se ubicó su principal competidor, el ex senador de Pennsylvania Rick Santorum. Detrás de ellos se ubicaron los precandidatos republicanos Newt Gingrich y Ron Paul.

*ELECCIONES EN LA ISLA
Después de sus últimas derrotas en las primarias de los estados del sur como Mississippi y Alabama, Romney obtuvo ahora nuevamente una importante victoria. Los 20 delegados del territorio son repartidos proporcionalmente entre todos los candidatos. Sin embargo, si el ganador obtiene más del 50 por ciento de los votos, le corresponden todos los delegados. Para ser ungido candidato republicano, el candidato debe conseguir al menos 1.144 delegados.

Romney contaba para las primarias con el apoyo del gobernador de Puerto Rico, el republicano Luis Fortuño. El precandidato republicano apoya la integración de Puerto Rico como quincuagésimoprimer estado norteamericano.

Los habitantes de Puerto Rico son ciudadanos estadounidenses pero no pueden votar en las elecciones presidenciales. Sin embargo, sí participan en las primarias. En el caucus de Puerto Rico se deciden 20 de los delegados que en agosto elegirán al contrincante de Barack Obama.

La próxima gran cita de las primarias tendrá lugar el próximo martes en Illinois, estado por el que fue senador Obama.

ARREMETIÓ CONTRA OBAMA
Romney, en tanto, ha aprovechado un aumento en el precio de la gasolina por noveno día consecutivo para arremeter contra el presidente Barack Obama. El precandidato ha dicho que “sin duda” el mandatario es responsable de este incremento.

Durante un programa de la cadena Fox News, Romney atacó las políticas energéticas del presidente demócrata que, a su juicio, no han reducido la dependencia de EE.UU. del petróleo extranjero ni fomentado la creación de empleos en este país.

En concreto se refirió a que, durante la campaña presidencial de 2008, Obama “quería ver un aumento en los precios de la gasolina” para agilizar la transición al uso de otras fuentes de combustible.

El mandatario estadounidense “ha seleccionado a tres personas para que lo ayuden a implementar ese programa”, dijo Romney, al referirse a los secretarios de Energía, Steven Chu, y del Interior, Ken Salazar, así como la administradora de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), Lisa Jackson. Estos, según Romney, “deberían ser despedidos porque aparentemente el presidente ha sufrido una conversión en el año electoral. Ahora ha decidido que los precios de la gasolina deben bajar”.