Romney instó a la unidad previo a primarias de Illinois y Luisiana

Su esposa, Ann, declaró en la primera ciudad que ha llegado el momento de que los rivales de su marido se alejen de la contienda

Romney instó a la unidad previo a primarias de Illinois y Luisiana

Ante el impulso que ha adquirido Mitt Romney, aumentan las voces en público y privado a favor de que sus oponentes admitan la derrota en la contienda por la candidatura presidencial republicana, incluso antes de la próxima gran escala del proceso, hoy, en Illinois.

Romney amplió el domingo su ventaja en número de delegados en Puerto Rico, donde derrotó a su contrincante Rick Santorum y ganó todos los 20 delegados de la isla caribeña. Romney acumula más delegados que sus contendientes juntos y se perfila a alzarse con el triunfo en Illinois, aún si pierde la votación popular, gracias a los errores de la campaña de Santorum debido a un presupuesto reducido.

La esposa de Romney, Ann, declaró el domingo por la noche en un suburbio de Illinois que ha llegado el momento de que los rivales de su esposo se alejen de la contienda.

“Necesitamos enviar el mensaje de que llegó la hora de la unidad”, dijo Ann, con Mitt a su lado. “Llegó el momento de respaldar a un solo candidato y hacer lo necesario para que podamos avanzar al próximo desafío, que nos pondrá cerca de derrotar a Barack Obama”, apuntó.

Tras dejar de lado el escepticismo del estamento derechista del partido, los colaboradores de Romney han puesto de relieve la abrumadora ventaja aritmética que han conseguido en la contienda interna con 1.144 delegados, la cifra necesaria para lograr la candidatura presidencial del Partido Republicano para enfrentar al presidente Barack Obama en las elecciones de noviembre.

“ROMNEY ES UN FAVORITO DÉBIL”
Santorum aseguró que estaba en la campaña a largo plazo, debido a que Romney es un favorito débil.

“Este es un proceso primario en el que alguien tenía una enorme ventaja, la ventaja de enorme cantidades de dinero, la ventaja del apoyo del establecimiento, y no ha sido capaz de cerrar el acuerdo, ni siquiera de acercarse a cerrar el trato”, dijo Santorum. “Eso te dice que hay una falla real allí”.