Sebastián Piñera anunció la instalación de una mesa de diálogo con los mapuches

El presidente chileno participó en un acto solemne del izamiento de una gran bandera chilena en el marco de las celebraciones por el bicentenario del país sureño

Sebastián Piñera anunció la instalación de una mesa de diálogo con los mapuches

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy la constitución de una mesa de diálogo entre el Gobierno y las comunidades mapuches, una de las principales reivindicaciones de la treintena de comuneros que desde hace 67 días mantienen una huelga de hambre.

Esta mesa de diálogo se constituirá la semana próxima y estará integrada por el ministro secretario general de la Presidencia, Cristian Larroulet; el de Desarrollo y Planificación, Felipe Kast, y delegados de las comunidades mapuches y de las organizaciones sociales de las regiones de Biobío y Araucanía (donde se concentra la población de esta etnia), y representantes de las iglesias católica y evangélica.

Piñera dijo que esta comisión “enriquecerá las iniciativas del Plan Araucanía (el programa económico y social que impulsa el Gobierno para la zona) y del reencuentro histórico, de forma que pueda entregar sus aportes y conclusiones antes de que termine este año”.

DIÁLOGO INICIARÁ LA PRÓXIMA SEMANA
El mandatario hizo este anuncio durante un solemne acto de izamiento de una gran bandera chilena frente al Palacio de la Moneda, en el marco de los festejos por el bicentenario del país.

“La próxima semana, apenas terminen las celebraciones del bicentenario, se realizará una mesa de diálogo en el cerro Ñielol de Temuco”, que aportará soluciones para acabar con el conflicto indígena, señaló Piñera, quien no aludió directamente a la huelga de hambre de los presos mapuches.

HAY DEUDA CON INDÍGENAS
Tras reconocer que el Estado chileno tiene una deuda pendiente con los pueblos originarios, el mandatario anunció una serie de medidas para mejorar la situación de las comunidades indígenas, donde se concentran los mayores índices de pobreza y retraso de todo el país.

“Todos los chilenos estamos conscientes de que tenemos una deuda con nuestros pueblos originarios y, particularmente, con el pueblo mapuche”, reconoció el presidente, quien dijo que el Gobierno ha desarrollado un ambicioso programa denominado Plan Araucanía, con el que pretende saldar esta deuda.

Según Piñera, se trata de “la iniciativa más potente y ambiciosa para mejorar la calidad de vida y oportunidades de desarrollo del pueblo mapuche y también generar un reencuentro histórico”, e incluye la creación de la mesa de diálogo en Temuco, capital de La Araucanía, a 750 kilómetros al sur de Santiago.

El anuncio fue hecho en presencia de los ex presidentes chilenos Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, quienes asistieron al acto de izamiento de una gigantesca bandera chilena que ondea a 61 metros de altura en el “kilómetro cero” de Santiago.