Si Chávez no pudiese continuar gobernando, ¿quiénes lo podrían suceder?

El vicepresidente no necesariamente sería quien lo reemplace, ya que estaría en manos del propio mandatario decidir quién tomaría su puesto

Si Chávez no pudiese continuar gobernando, ¿quiénes lo podrían suceder?

Hace unos días Hugo Chávez confirmó lo que tanto se especulaba: fue operado de un cáncer en Cuba. Sin embargo, aún se desconoce la gravedad del mal y la parte del cuerpo en la que lo presenta.

A pesar de que aseguró desde La Habana –donde aún se recupera de las intervenciones quirúrgicas- que “me mantengo al mando” del gobierno de Venezuela, resulta inevitable preguntarse quiénes podrían sucederlo si ya no pudiese continuar al mando.

La oposición al Gobierno de Venezuela presiona para que el vicepresidente, Elías Jaua, tome el mando; mientras que el oficialismo asegura que Chávez Frías puede seguir ejerciendo su función desde Cuba.

Sin embargo, en caso el actual mandatario venezolano no pueda continuar gobernando, el vicepresidente no necesariamente serían quien lo suceda pues a pesar que la Constitución remarca ello, está en manos del mismo Chávez tomar dicha decisión. Así, suenan también como posibles reemplazos el ministro del Interior, Tareck el Aissami, el diputado Diosdado Cabello, el canciller Nicolás Maduro y el propio hermano del mandatario, Adán Chávez, entre otros, informó la BBC.

¿QUÉ DICE LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA?
La carta magna de este país establece la ausencia del presidente bajo dos figuras: la “falta absoluta” y la “falta temporal”. La primera de ellas determina que el mandatario puede ausentarse hasta 90 días, ampliándose el plazo por 90 más, llevando al poder al vicepresidente mientras dure la licencia temporal

En tanto la falta absoluta –que se refiere a casos de muerte, abandono del cargo o incapacidad médica permanente- provocaría nuevas elecciones. Sin embargo, si ello ocurre en los dos últimos años de gobierno, el vicepresidente completaría el periodo. Así, si ocurriese una “falta absoluta” de Chávez, el vicepresidente lo reemplazaría hasta los comicios presidenciales del 2012.

“La clave en ambos casos está en que, para ser declaradas las ausencias absolutas o temporales requieren el visto bueno de la Asamblea Nacional, controlada por el oficialismo (…). Pero otra clave importante es que, en el caso venezolano, el vicepresidente lo elige el propio jefe de Estado, y, por consiguiente, podría cambiarlo antes de que se proceda con un eventual proceso de sucesión”, explica la BBC.

Por ello, dentro del oficialismo podría desatarse toda una competencia para poder posicionarse en el vacío de poder. No obstante, el hermano de Chávez quedaría fuera de carrera, ya que el artículo 238 de la Constitución, que indica que el vicepresidente “no podrá tener ningún parentesco de consanguinidad” con el mandatario. Así, su única posibilidad para gobernar sería ganar las elecciones del próximo año.


Tags relacionados

Venezuela

Cáncer

tumor

Hugo Chávez