Sujeto que murió tras tomar rehenes en sede de Discovery Channel odiaba la programación del canal

El ecologista James J. Lee muchas veces se había quejado de que la televisora hacía muy poco para salvar al planeta

Sujeto que murió tras tomar rehenes en sede de Discovery Channel odiaba la programación del canal

Un hombre armado que fue muerto a disparos después de tomar varios rehenes en la sede de Discovery Channel había expresado previamente que odiaba varios programas de la empresa, como los relacionados con el medio ambiente, ya que hacían muy poco para salvar al planeta.

El atacante también había opinado que el programa Kate Plus 8 un ‘reality’ con una familia de ocho hijos promovía el crecimiento de la población.

El capitán Paul Starks, portavoz de la Policía del condado, identificó el jueves al pistolero como James J. Lee.

Manger dijo que un oficial le disparó y mató a Lee después que los rehenes comenzaron a moverse y que la Policía escuchó un ruido como “pop”, y que creyó que se trataba de un arma de fuego o de un artefacto explosivo mientras estallaba. Según Manger, Lee dijo repetidamente que estaba “dispuesto a morir”.

ODIO A LOS PROGRAMAS
Lee insistía en que el canal debía transmitir “programas que fomentaran la esterilización y la infertilidad humana”.

“Los seres humanos son las criaturas más destructivas, sucias y contaminantes. Están destruyendo lo que queda del planeta con su falsa moral y sus costumbres reproductivas”, escribió Lee en un amargo manifiesto colocado en su cibersitio.

Lee, de 43 años, también se opuso a la programación medioambiental de Discovery. Escribió en 2008 que un programa, que según él se llamaba Planet Green (Planeta Verde), sólo buscaba crear más productos para ganar dinero, no para dar soluciones reales a favor del ambiente.