"Talibán australiano" lleva al teatro su paso por Guantánamo

Un musulmán que cumplió prisión por tres años por supuestos cargos terroristas revela en las tablas los sufrimientos a los que fue sometido en la base estadounidense en Cuba

"Talibán australiano" lleva al teatro su paso por Guantánamo
Mamdouh Habib, un australiano detenido por terrorismo en Paquistán y que pasó tres años en Guantánamo sin ser acusado de delito alguno, estrenó esta semana en Sídney una obra teatral en la que relata su lúgubre experiencia. En "Esperando a Mamdouh", el preso 661 viste un mono naranja igual que el que llevó en la cárcel estadounidense en Cuba y relata en forma de monólogo los interrogatorios, las torturas y el sufrimiento de su larga espera, que concluyó en 2005 con su repatriación en libertad a Australia. *LA PUESTA EN ESCENA* La obra está escrita y dirigida por el activista a favor de los musulmanes Kuranda Seyit y en ella actúan el propio Habib, quien colaboró en el guión, y varios de sus familiares, que se interpretan a sí mismos en la corta representación, de apenas diez minutos. Está basada en parte en "Mi historia: el relato de un terrorista que no lo fue", el libro autobiográfico de Habib, en el que da todo tipo de detalles sobre el régimen de abusos mentales y físicos que padeció en Paquistán, Egipto y Guantánamo. *EL TERRORISTA QUE NO FUE* Habib, de origen egipcio, fue arrestado en octubre de 2001 en Paquistán como supuesto miembro de Al Qaeda. Su caso fue uno de los primeros en los que Estados Unidos aplicó su entonces novedosa política de "rendición", por la que un sospechoso de terrorismo es secuestrado de forma clandestina y luego trasladado a una cárcel secreta operada por la CIA en un tercer país. "Quiero poder informar de cómo me secuestraron, cómo era la vida dentro de Guantánamo y cómo me trató el Gobierno australiano", indicó Habib, quien proclama que su país jamás movió un dedo por sacarle de entre rejas.