Texas: pedido de secesión cuenta con el apoyo de más de 100 mil firmas

El deseo de desvincularse de los Estados Unidos ha permanecido latente

Texas: pedido de secesión cuenta con el apoyo de más de 100 mil firmas

La Guerra de Secesión en Estados Unidos culminó hace casi 150 años, sin embargo las ideas en torno a una separación total de la Unión no han desaparecido del imaginario de muchos ciudadanos de los estados del Sur, especialmente Texas.
A dos días de conocerse la reelección del presidente Barack Obama, el texano Micah Hurd recurrió a un sitio web de la administración federal para solicitar la independencia de su estado. Hasta el momento más de 100.000 firmas apoyan la solicitud, sobrepasando largamente las 25.000 necesarias para que el gobierno federal se vea obligado a emitir una respuesta.

“Dado que el Estado de Texas tiene un presupuesto equilibrado y es la quinceava economía más grande del mundo, es prácticamente factible para Texas retirarse de la Unión”, reclamó Hurd. Agregó que Washington ha abandonado “las ideas originales y las creencias de nuestros padres fundadores”, refiriéndose especialmente al descenso de la calidad de vida de los ciudadanos.

La simpatía hacia una eventual separación tiene acogida en grupos de extrema derecha. En 2009 el Tea Party –movimiento conocido por su postura altamente conservadora– organizó un mitin en Austin, capital de Texas, a la cual acudió el gobernador republicano Rick Perry. En su discurso no mencionó su apoyo a la idea de la separación, pero sugirió de forma implícita que las medidas del actual gobierno federal ponen en riesgo la estabilidad del país.

Aunque la posibilidad de que el pedido se materialice es escasa, sí representa una advertencia para la clase política de los Estados Unidos, en la medida de que los habitantes se muestran cada vez más decepcionados de los líderes, incapaces de sacar al país de la recesión y la crisis financiera.