La tierra no para de temblar: Nueva Zelanda sufrió un terremoto de 7,2 grados

El movimiento telúrico se produjo a las 04:35 de la madrugada del sábado del país oceánico y el epicentro se detectó a 298 kilómetros de la capital Wellington

La tierra no para de temblar: Nueva Zelanda sufrió un terremoto de 7,2 grados

Nueva Zelanda se levantó con un fuerte sismo de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter. Según información del Servicio Geológico de Estados Unidos, el terremoto se produjo a las 04:35 de la madrugada del sábado del país neozelandés.

El epicentro del sismo se ubicó a 30 kilómetros al noroeste de Christcurch (190 kilómetros al sureste de Westport).

Por ahora no se ha dado aviso de tsunami ni dio cuenta de daños o víctimas.

El Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico del servicio oceanográfico estadounidense (NOAA) indicó por su parte que, en base a los datos históricos, no existe una “amenaza de un amplio tsunami destructivo” tras el terremoto.

Con todo, advirtió que sismos de esta magnitud a veces generan tsunamis locales que “pueden ser destructivos a lo largo de costas situadas en un radio de cien kilómetros del epicentro”, por lo que aconsejó a las autoridades locales tener en cuenta esta posibilidad y “adoptar las medidas adecuadas”.

SIN ELECTRICIDAD
La fuerte sacudida ha dejado sin electricidad zonas de la Christchurch, la segunda mayor ciudad del país y habitada por unas 380.000 personas, según diferentes versiones de residentes citadas por Radio Nueva Zelanda.

Tras el primer temblor se sucedieron varias réplicas y las autoridades ordenaron evacuar el aeropuerto de Chrischurch, que registró daños menores.

CHILE TAMBIÉN TIEMBLA
Un temblor de 4,7 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió la región de Coquimbo, en el norte de Chile, sin ocasionar víctimas o daños de consideración, pero sí alarma en la población de algunas localidades, dijeron las autoridades.

El sismo se produjo a las 11.16 hora local y su epicentro se localizó en la costa, a 40 kilómetros al oeste de Ovalle y a unos 400 al norte de Santiago, a una profundidad de 47,7 kilómetros, informó el Instituto de Sismología de la Universidad de Chile.