Tormenta Sandy deja hasta el momento 48 muertos y un apagón masivo

Durante una visita a las oficinas principales de la Cruz Roja, Barack Obama advirtió que el fenómeno meteorológico “no ha terminado”

Tormenta Sandy deja hasta el momento 48 muertos y un apagón masivo

Las penurias ocasionadas por la supertormenta Sandy se agravaron el martes, cuando millones de habitantes en la costa oriental de Estados Unidos debieron arreglárselas sin energía eléctrica ni transporte colectivo, un problema que durará días y que ha dejado a la ciudad de Nueva York sumida en una calma tétrica.

El número de muertos en el país aumentó a por lo menos 48, en muchos casos personas aplastadas por árboles caídos. Mientras, las labores de rescate continuaban.

La tempestad, que tocó tierra el lunes por la noche en el estado de Nueva Jersey, con vientos sostenidos de 130 kph, cortó el suministro de electricidad de más de 8,2 millones de personas, desde las Carolinas hasta Ohio, y obligó a suspender la campaña electoral, a una semana de los comicios presidenciales.

DAÑOS EN NUEVA YORK
Nueva York fue uno de los lugares golpeados con más fuerza. Su corazón financiero en el Bajo Manhattan cerró por segundo día consecutivo y varios torrentes de agua de mar caían hacia los huecos de la zona en construcción en el Centro de Comercio Mundial.

Las operaciones se cancelaron otra vez en la Bolsa de Valores de Nueva York. El mercado bursátil no había dejado de operar en dos días consecutivos por factores meteorológicos desde una intensa nevada en 1888.

La tormenta también causó los peores daños en los 108 años de historia del sistema del tren subterráneo de Nueva York, de acuerdo con Joseph Lhota, presidente de la Autoridad Metropolitana del Transporte.

No había indicios sobre la fecha en que el sistema más grande de transporte en Estados Unidos volverá a la normalidad, aunque el alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo la mañana del martes que prevé que algunas rutas de autobuses se reanuden por la tarde.

“Esta fue una tormenta devastadora, quizá la peor que hayamos experimentado”, dijo Bloomberg.

DAÑOS EN NUEVA JERSEY
El grado de la devastación en Nueva Jersey se fue revelando al amanecer. Las cuadrillas de emergencia recorrían la zona para rescatar a cientos de personas.

Con la voz ronca, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, dio el recuento de los daños en una conferencia matutina ante la prensa: Las vías del tren fueron arrasadas por el agua, no fue posible encontrar un lugar seguro para que su aeronave aterrizara en la barrera de islas frente al estado, y buena parte de la costa seguía sumergida. “Esto va más allá de cualquier cosa que pensé ver… El panorama es devastador por ahora”, dijo Christie.

CIFRA TRÁGICA
El número de muertos dejado por el huracán Sandy, convertido en supertormenta al combinarse con otros fenómenos meteorológicos, ascendió a 48 en Estados Unidos. Además, Sandy mató a 69 personas en el Caribe, antes de avanzar al territorio norteamericano.

Las aerolíneas cancelaron 16.000 vuelos entre el lunes y el miércoles, de acuerdo con FlighAware, una página de rastreo de los servicios de aviación. Los tres aeropuertos principales de la ciudad de Nueva York permanecieron cerrados.

El presidente Barack Obama emitió la declaración de desastre mayor en Nueva York y en Long Island. La medida liberó fondos federales para los habitantes de la zona. Obama volvió a suspender el martes sus actividades proselitistas.

Durante una visita a las oficinas principales de la Cruz Roja, Obama advirtió el martes al público que la supertormenta “no ha terminado”. Agregó que persisten los riesgos de inundaciones y caída de cables eléctricos, y consideró que la tormenta fue un evento “desgarrador para la nación”.