Tragedia de Halloween: mueren 3 jóvenes tras la explosión de una bengala en España

Las mujeres de entre 18 y 25 años fueron aplastadas en la única salida del local. A pesar de la tragedia, la fiesta continuó

Tragedia de Halloween: mueren 3 jóvenes tras la explosión de una bengala en España

Tres chicas, de entre 18 y 25 años de edad, murieron en la madrugada de hoy en Madrid en una estampida a la salida de una fiesta de Halloween, informó la policía de la capital española. Otras dos chicas aplastadas durante la avalancha fueron hospitalizadas y se encuentran en estado crítico.

La tragedia se produjo alrededor de las 04:00 hora local (03:00 GMT). Según la policía, alguien lanzó una bengala al interior del recinto, provocando el pánico entre el público que asistía a la fiesta Thriller Music Park con música electrónica en un “ambiente de terror” en el pabellón deportivo Madrid Arena, situado en el oeste de Madrid, con capacidad para 10.000 personas.

Los jóvenes intentaban salir del recinto, pero solo una de las puertas estaba abierta, donde se produjo una aglomeración. Dos chicas fueron aplastadas y murieron de un paro cardiorrespiratorio por traumatismo toráxico. Los servicios sanitarios trataron en vano, durante más de 30 minutos, de reanimarlas.

La tercera murió camino del hospital. Las tres víctimas son españolas. Otras dos chicas aplastadas durante la estampida están hospitalizadas y su estado es crítico. Al parecer, una de ellas es extranjera.

HABÍA UNA SOLA SALIDA
“Había un tapón humano en la única salida, porque todas las demás estaban taponadas, precintadas”, dijo a la cadena de radio Ser una chica que fue testigo de la avalancha mortal. “Había gente llorando, aplastada, personas de seguridad tirando de los que estaban atrapados”, relató la joven.

“Un chico tiró una bengala y ya a partir de ahí fue a peor, terminé en medio de uno de los pasillos con los pies en el aire, sujetada de las costillas y varios codos, gracias a un chico salí, que no sé ni cómo me sacó, escribió Sandra Ballesteros en su cuenta de Facebook. “Me senté en una barra porque ya no podía más. Me desabrochó el vestido porque tenía las costillas que me explotaban y se acerca uno de seguridad, me agarra de un brazo y me baja al suelo de un tirón porque ahí no se podia estar sentada. Increíble”, añade indignada.

“Yo voy a todas las fiestas de estas, y allí había como el doble de gente fácilmente, era una burrada, unos amigos llegaron a las 3:00 y ya no les dejaron bajar a la pista porque estaba colapsada, era demasiada gente claramente”, explica una joven de 24 años al diario español “El Mundo”.

“Yo creo que había más gente de la permitida, porque lo normal era que te rozases con los que había al lado. Había muchos empujones. Era una locura”, le dice Gonzalo S.G., un concurrente a la fiesta, a “El Mundo”.

“Pasadas las cuatro y media de la madrugada, un amigo me dijo que una chica había muerto y yo le dije que si estaba tonto… Después, cuando tratamos de salir, los de seguridad nos mandaban por la salida de la izquierda en vez de dejarnos salir por la de la derecha, que es la que está más cerca del metro. El caso es que nos conducían a una zona cerrada, sin salidas. Y muchos empezamos a saltar la valla”, agrega Gonzalo.

Pese a la tragedia, la fiesta continuó, mientras que la policía fue desalojando paulatinamente la sala después de las 6 de la mañana para no provocar un incidente mayor. La operación de desalojo se desarrolló de forma ordenada y duró unas dos horas.