El Vaticano declara culpable de abusos sexuales a sacerdote chileno

Al religioso, de 81 años, se le ordenó “retirarse a una vida de oración y penitencia”. Está prohibido de realizar confesiones

(Canal N)

El Vaticano declaró culpable de abusos sexuales al influyente sacerdote chileno de 81 años Fernando Karadima, formador de cinco obispos, informó en Santiago el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Ricardo Ezzati.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha concluido que el religioso es culpable del delito de abuso sexual contra al menos un menor y otros feligreses de una parroquia de Santiago en la que ejerció su ministerio y, dada su edad, le ordena “retirarse a una vida de oración y penitencia”.

Además, le impone la prohibición perpetua del ejercicio de cualquier acto de ministerio, en particular de la confesión y de la dirección espiritual de cualquier persona.

En un proceso paralelo, la justicia civil decidió recientemente sobreseer al sacerdote y archivar la investigación por estos hechos, cometidos hace dos décadas y que salieron por primera vez a la luz pública en abril de 2010.

PRONUNCIAMIENTO PRESIDENCIAL
Tras conocer la decisión de la Iglesia, el presidente chileno, Sebastián Piñera, opinó que es “bueno que se sepa la verdad, pero también es bueno sacar lecciones de esta verdad”, y se comprometió a defender a los menores víctimas de abusos sexuales y de violencia doméstica.

El Arzobispado de Santiago, encabezado por el propio Ezzati, será el encargado de definir la residencia a la que Karadima se deberá retirar.

Además, al sacerdote se le prohíbe asumir cualquier tarea en la parroquia del Sagrado Corazón de El Bosque, en un acomodado barrio de Santiago, en la que desempeñó su labor durante años y a la que acudían los cuatro hombres que lo denunciaron por abusar sexualmente de ellos.

En caso de no cumplir con estas medidas, el inculpado podrá recibir penas más graves, incluida la suspensión del estado clerical.