El Vaticano respaldó la aceptación del Papa al uso del condón

La Santa Sede advirtió que Benedicto XVI refirió que no hay nada de “revolucionario” en las declaraciones del Sumo Pontífice

El Vaticano advirtió el domingo que no hay nada de “revolucionario” en las palabras del papa Benedicto XVI acerca de que el uso del condón puede ser un acto de responsabilidad en situaciones excepcionales, como en los esfuerzos para evitar la propagación del sida.

NO HAY REFORMAS EN LA IGLESIA CATÓLICA
El Papa no está “reformando ni cambiando” las enseñanzas de la Iglesia Católica, la cual prohíbe el uso de condones y otros anticonceptivos, dijo en un comunicado el vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

Lombardi recalcó que la Iglesia no considera a los condones una “solución moral” para el problema del sida. Benedicto VXI tampoco “justificó moralmente” el ejercicio desenfrenado de la sexualidad, agregó Lombardi.

Lo que el Papa afirma es que el uso del condón para disminuir el peligro de infección es un “primer supuesto de responsabilidad”, dijo el comunicado, citando el libro.

¿REVOLUCIONARIO? NO
“El razonamiento del Papa ciertamente no se puede definir como un giro revolucionario”, insistió el portavoz.

Lombardi enfatizó que el Papa hizo hincapié en el principal consejo de la iglesia en la lucha contra el sida: la abstinencia sexual y la fidelidad entre las parejas casadas. Citó las palabras de Benedicto XVI de que la Iglesia “por supuesto, no considera que (el uso del condón) sea una solución real o moral”.

Citó las palabras de Benedicto XVI de que la Iglesia “por supuesto, no considera que (el uso del condón) sea una solución real o moral”.

“Con esto, el Papa no está reformando ni cambiando la enseñanza de la Iglesia, sino reafirmándola, poniéndola en el contexto del valor y la dignidad de la sexualidad humana como expresión de amor y responsabilidad”, dijo el portavoz.