Yoani Sánchez mostró en Twitter el delicado estado de Guillermo Fariñas

El psicólogo de 48 años está conectado a una bolsa de suero a través de una sonda. En la víspera depuso su huelga de hambre

La famosa blogger cubana Yoani Sánchez publicó en su cuenta de Twitter una serie de fotografías del disidente Guillermo Farías, quien permaneció más de cuatro meses en huelga de hambre y en varias oportunidades estuvo al borde de la muerte.

Las fotos corresponden a la noche del jueves y fueron tomadas en la sala de terapia intensiva en el hospital de la ciudad de Santa Clara, donde el psicólogo de 48 años permanece internado. Su estado de salud sigue siendo delicada.

En una de las imágenes se observa al disidente acostado en una cama y conectado a una bolsa de suero a través de una sonda. Mientras que en otra fotografía responde una llamada telefónica y en otra toma conversa con Yoani Sánchez. La bogger aseguró que las fotos fueron captadas con “cámara oculta”, pero que Fariñas autorizó su publicación

Fariñas depuso en la víspera una huelga de hambre de 135 días (con la que exigía la liberación de presos políticos enfermos), un día después del anuncio oficial sobre la excarcelación de 52 presos políticos.

El disidente cubano había emprendido su ayuno a raíz de la muerte en febrero del preso político Orlando Zapata después de 85 días en huelga de hambre como protesta para exigir mejores condiciones carcelarias.

SIGUE GRAVE
Guillermo Fariñas comenzó el viernes un lento proceso de recuperación que llevará meses, informó su médico personal Ismely Iglesias. “Sigue grave. Hasta que no se disuelva el trombo que tiene en la yugular no desaparece el peligro de muerte”, explicó Iglesias.

El médico, también de la disidencia, destacó que mientras “esa complicación no se resuelva”, lo que puede llevar “un mes y medio”, o Fariñas “sea intervenido quirúrgicamente” para extraerle el trombo, su estado seguirá “siendo crítico” y, además, no podrá completar su proceso de recuperación.

Tras anunciar el fin de su huelga en un comunicado, desde su cuarto de terapia intensiva del hospital, Fariñas, sicólogo, periodista y uno de los más beligerantes activistas de la oposición, comenzó a ingerir agua.