Air France pide no alimentar las esperanzas de hallar sobrevivientes

En tanto, las labores continúan y ya se han rescatado los primeros restos del Airbus caído al Océano Atlántico el lunes por la noche

Brasilia/París (dpa).- Una fragata de la Armada brasileña rescató hoy del Atlántico lo que serían los primeros fragmentos del Airbus A330-200 de Air France que cayó al mar el domingo, mientras sigue sin haber rastros de las 228 personas a bordo del vuelo entre Río y París y se esfuman las esperanzas de hallar sobrevivientes. Según anunció la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) en Brasilia, se ha rescatado un soporte para cargas ("pallet") de alrededor de 2,5 metros y dos boyas, que serán analizados para confirmar si su número de identificación coincide con el del avión siniestrado. Las piezas recuperadas serán llevadas inicialmente a la isla de Fernando de Noronha y luego a la capital del estado brasileño de Pernambuco, Recife, antes de ser entregadas a las autoridades francesas, a las que corresponde la responsabilidad de investigar las causas del peor desastre aéreo registrado en el mundo en los últimos ocho años. *ESPERANZAS PERDIDAS* En tanto, la dirección de Air France en París ya recomendó a los familiares y amigos de los franceses que viajaban en el vuelo AF 447 que no alimenten esperanzas de que haya supervivientes. En Brasil, el director del Departamento de Control del Espacio Aéreo, el brigadier Ramon Borges Cardoso, admitió hoy que "la posibilidad de encontrar a supervivientes es cada vez más reducida", pero aseguró que "nosotros no la descartamos totalmente". Según Borges Cardoso, el área de las búsquedas, que moviliza a 150 efectivos militares, ha sido reducida hoy a una superficie de 6.000 kilómetros. *AÚN HAY VARIAS HIPÓTESIS* El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, afirmó en Brasil que su país investigará "todas las posibilidades" para determinar las causas del accidente. "Todas las posibilidades están siendo investigadas. Las investigaciones interesan a todo el mundo", expresó Kouchner, quien sin embargo virtualmente descartó la posibilidad de que la tragedia haya sido causada por un acto terrorista: "Hasta ahora no hay ninguna evidencia sólida que apunte hacia eso". El canciller francés llegó hoy a Río de Janeiro para participar en un acto ecuménico celebrado en la iglesia Candelaria, una de las más tradicionales de la ciudad, a la que acudieron unas 1.000 personas, entre ellas familiares y amigos de las víctimas y el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim. Representantes de ocho diferentes religiones participaron en la ceremonia. Los honores a las víctimas de la tragedia seguirán mañana, cuando la Arquidiócesis de Río celebrará una misa católica por los 216 pasajeros y 12 tripulantes, a la que asistirá el presidente Luiz Inacio Lula da Silva. *UNA DIFÍCIL MISIÓN* Por su parte, el ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, admitió que encontrar a cuerpos de las víctimas de la tragedia es una misión muy difícil, a raíz de la profundidad del mar en la región. "Según la temperatura del agua y las corrientes marítimas, un cuerpo puede tardar hasta seis días en aparecer. Serán rescatados solamente los que floten, porque es muy difícil encontrar cuerpos a 3.000 metros de profundidad", afirmó. Entretanto, este jueves surgieron nuevas especulaciones sobre las causas del peor accidente aéreo sufrido por Francia. El diario galo "Le Monde" informó que el Airbus A330-200 siniestrado por lo visto no volaba a la velocidad adecuada cuando atravesaba una zona de tormenta sobre el Atlántico. Hasta ahora hay solamente dos elementos confirmados: en las cercanías de la ruta de vuelo prevista en la región del Ecuador había típicas nubes de tormenta y las señales transmitidas en forma automática apuntan a que diferentes mediciones de velocidad no concuerdan.

Tags relacionados

Rescate

Air France

airbus