Asciende a 31 el número de niños muertos en incendio de guardería en México

La Procuraduría ya ha identificado a 27 de las víctimas, en su mayoría bebés que perecieron asfixiados por el humo

*México *(EFE).- El número de niños muertos en el incendio desatado el viernes en una guardería en la ciudad mexicana de Hermosillo ascendió a 31 en las últimas horas, informaron hoy las autoridades del estado de Sonora. La Procuraduría General de Justicia del Estado ya ha identificado a 27 de las víctimas, en su mayoría bebés que perecieron asfixiados por el humo, aunque otros murieron por quemaduras de primer y segundo grado. Cerca de 30 menores más fueron ingresados en diversos hospitales de la ciudad, situada a 1.959 kilómetros al noroeste de la capital mexicana. Los cadáveres fueron llevados al departamento de medicina legal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, para ser entregados a los familiares. Muchos padres buscaban anoche desesperadamente a sus hijos por los hospitales de la capital sonorense. La identificación de los muertos y heridos se vio dificultada por el hecho de que se trataba de niños de corta edad. Las autoridades aún no han aclarado oficialmente las causas del siniestro, aunque la versión de los testigos apunta a que el fuego comenzó en un depósito de neumáticos. El incendio se propagó a la nave contigua, donde funcionaba la guardería ABC del Instituto Mexicano del Seguro Social, regentada por un particular. El recinto, donde antes había una fábrica de manufacturas, carecía de salidas de emergencia, por lo fue necesario derribar los muros con un vehículo para abrir boquetes y evacuar a los niños. Las autoridades estatales han informado de que en la guardería se encontraban unos 60 menores, pero fuentes no oficiales aseguran que en el momento del incendio había alrededor de 150. El presidente de la República, Felipe Calderón, y el gobernador de Sonora, Eduardo Bours, ordenaron que se investiguen las causas del siniestro y se aclare si existen responsabilidades de tipo penal.

Tags relacionados

México

bebés

Incendio