Ataque de rebeldes deja siete personas muertas en Colombia

Policías y civiles fallecidos fueron emboscados y atacados cuando se dirigían a una zona rural para atender una emergencia policial

*Bogotá* (DPA).- Unas siete personas murieron hoy, entre ellas tres policías y cuatro civiles, tras la detonación de un explosivo que rebeldes accionaron en la localidad colombiana de Convención (noreste), en cercanías a la frontera con Venezuela. El personero (defensor de los derechos humanos) de esa localidad, Adrián Pesotti, sostuvo que los uniformados fueron llamados para que atendieran una emergencia policial y cuando se dirigían a una zona rural fueron emboscados. "Tenemos tres policías y cuatro civiles muertos y resultaron heridas otras 14 personas, quienes están siendo atendidas en centros asistenciales del municipio", expresó el funcionario a medios locales. Según el personero, los heridos estaban transitando por una zona del municipio cuando detonó el explosivo, que dejó daños materiales. Por su lado, el comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Richard Portilla, atribuyó el ataque al ELN y precisó que algunos civiles resultaron heridos por las esquirlas del explosivo y una menor de edad por el fuego cruzado que hubo tras la detonación. Sin embargo, el general Orlando Pineda, comandante Policial en los departamentos del noreste, atribuyó el ataque al frente 33 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). De otro lado, la Policía capturó en varias regiones del país a seis guerrilleros de las FARC responsables de un atentado ocurrido el pasado 1 de febrero en la ciudad de Cali (suroeste), donde fue detonado un coche bomba. Los capturados hacen parte del frente "Manuel Cepeda Vargas" de las FARC y fueron acusados de ser responsables del atentado a la estación de Policía que dejó dos muertos y al menos 30 heridos, entre ellos cinco menores de edad. Entretanto, tres menores de edad resultaron heridos cuando su escuela quedó en medio del fuego cruzado entre efectivos castrenses e insurgentes de las FARC, en un hecho ocurrido en una zona rural del departamento de Guaviare (sur). De acuerdo con la prensa, los menores de edad dejaron a asistir a su escuela tras el hecho ocurrido. El Ejército reportó en otro hecho que cuatro guerrilleros de las FARC se desmovilizaron en varias regiones del país y se acogieron a plan de reinserción del gobierno.